Los relatos de los sueños pueden ayudar a diagnosticar la esquizofrenia | AGÊNCIA FAPESP

Los relatos de los sueños pueden ayudar a diagnosticar la esquizofrenia El Centro de Investigación, Innovación y Difusión en Neuromatemática tomó parte en un estudio en el que se emplea la Teoría de Grafos para analizar el discurso de los pacientes y anticipar el diagnóstico (ilustración: Kellepics/ Pixabay)

Los relatos de los sueños pueden ayudar a diagnosticar la esquizofrenia

23 de agosto de 2018

Por Elton Alisson, desde Maceió (Alagoas)  |  Agência FAPESP – Los pacientes esquizofrénicos pueden padecer psicosis, que es la pérdida de contacto con la realidad que provoca delirios, alucinaciones y habla incoherente, entre otros síntomas. Pero el diagnóstico de dichos pacientes puede tardar seis meses para establecerse, y puede quedar sujeto a revisiones varias veces en el transcurso de sus vidas a cargo de distintos especialistas, toda vez que no existen biomarcadores que atestigüen la existencia de ese trastorno mental.

“Lo que se mide actualmente para diagnosticar la esquizofrenia son las respuestas de los pacientes en un cuestionario. Pese a que es importante, este método es altamente subjetivo. Por eso los pacientes con esquizofrenia son tratados de diversas maneras, mediante múltiples métodos y, generalmente, con combinaciones de medicamentos”, explicó Sidarta Ribeiro, neurocientífico y director del Instituto del Cerebro de la Universidad Federal de Rio Grande do Norte (UFRN), con sede en la localidad de Natal, en Brasil.

Durante los últimos 10 años, el investigador, en colaboración con colegas de su laboratorio y de otras instituciones de Brasil y del exterior, ha venido llevando adelante una serie de estudios con el objetivo de analizar matemáticamente el discurso de los pacientes con esquizofrenia e intentar correlacionarlo con los síntomas que exhiben.

Ribeiro presentó algunos de los resultados de estos estudios en el marco de una conferencia dictada el pasado 26 de julio, durante la 70ª Reunión Anual de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC), realizada en la Universidad Federal de Alagoas (Ufal), en la localidad de Maceió.

“La idea de estos estudios consiste en hacer posible la formulación del diagnóstico de los pacientes con esquizofrenia más precozmente y permitir que se los pueda tratar adecuadamente en forma más rápida, porque los perjuicios de los brotes psicóticos son acumulativos”, dijo Ribeiro.

“Cuando una persona padece el primer brote psicótico, sufre algunos perjuicios cognitivos. En un segundo brote, se producen nuevos daños, y así sucesivamente. Un tratamiento no adecuado de esos pacientes puede llevar a que sus problemas perduren y a que desarrollen otros”, dijo.

De acuerdo con el investigador, los síntomas de los pacientes con psicosis son bastante evidentes. En los casos crónicos, cuando padecen una serie de brotes psicóticos, de no tratárselos adecuadamente, estos pacientes pueden llegar exhibir cuadros de habla incoherente denominados “ensaladas de palabras”, caracterizados por la aleatoriedad del discurso.

Mediante grafos –una forma matemática de estudiar distintos objetos de un determinado grupo y sus relaciones y conexiones–, los investigadores han venido analizando el discurso específicamente ligado a los sueños de pacientes diagnosticados con síntomas psicóticos, a los efectos de intentar incrementar la precisión del diagnóstico de los trastornos mentales.

Los sueños, caracterizados por Sigmund Freud (1856-1939) en el libro La interpretación de los sueños, de 1899, como “la vía regia de acceso al inconsciente”, y que constituyen la clave para el psicoanálisis, también se han revelado útiles para la psiquiatría, en el diagnóstico clínico de la esquizofrenia, según Ribeiro. “Hemos visto que el relato de los sueños constituye efectivamente un contenido particularmente útil en la clínica psiquiátrica”, dijo.

La diferencia entre los relatos

En un estudio realizado en colaboración con colegas del Departamento de Física de la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE) y del Centro de Investigación, Innovación y Difusión en Neuromatemática (NeuroMat) –un Centro de Investigación, Innovación y Difusión (CEPID) financiado por la FAPESP–, los científicos grabaron –con el consentimiento de los participantes– los relatos de los sueños de 60 pacientes voluntarios atendidos en los consultorios externos de psiquiatría de un hospital público en Natal.

A algunos de los pacientes ya se les había dado el diagnóstico de esquizofrenia, a otros el de bipolaridad y los restantes, que conformaron el grupo de control, no exhibían síntomas de trastornos mentales.

Los relatos de los sueños de los pacientes se transcribieron y las frases de sus discursos se transformaron en grafos mediante el empleo de un software desarrollado por científicos del Instituto del Cerebro. Al analizar los grafos de los relatos de los sueños de los tres grupos de pacientes se observaron diferencias sumamente claras entre ellos.

El tamaño, en lo concerniente a la cantidad de aristas o enlaces, y la conectividad (la relación) entre los nodos de los grafos de los pacientes diagnosticados con esquizofrenia, bipolaridad o sin trastornos mentales exhibieron variaciones.

“El relato de los sueños de los esquizofrénicos es extremadamente lacónico, en tanto que el de los bipolares está más desconectado y el del grupo de control es cronológico y más cohesionado. Esto puede constituir una forma de mapear la mente de esos pacientes con palabras”, dijo Ribeiro.

En el marco de otro estudio que está por publicarse, los investigadores grabaron los relatos de los sueños y de memorias pasadas positivas, negativas, neutras, del día anterior y más antiguas de adolescentes que padecieron un primer brote psicótico, a los efectos de verificar cuáles de estos relatos tenían mayor capacidad de prever el diagnóstico de esquizofrenia establecido seis meses después. El relato del sueño mostró el mejor desempeño.

“Creíamos que la memoria muy antigua quizá fuera a tener el mismo carácter que el sueño, pero no fue eso lo que constatamos. El sueño clasifica mejor a los pacientes esquizofrénicos y mostró una mayor capacidad de predecir el diagnóstico de esquizofrenia establecido seis meses después”, afirmó Ribeiro.

 

  Republicar
 

Republicar

Se permite la reproducción de este artículo en medios digitales de acuerdo con la licencia Creative Commons CC-BY-NC-ND. Para ello obligatorio el cumplimiento de la Política de Reproducción Digital de Contenidos de Agência FAPESP que se específica aquí. En síntesis: no deberá editarse el texto y deberá adjudicársele su autoría, como así también se deberá consignar la fuente (Agência FAPESP). La utilización del botón HTML permite contemplar estas normas. En caso de reproducción del texto solamente, consulte la Política de Reproducción Digital.


Los temas más populares