Una plataforma digital simplifica la toma y la corrección de pruebas escolares | AGÊNCIA FAPESP

Una plataforma digital simplifica la toma y la corrección de pruebas escolares Es una herramienta desarrollada por una empresa que contó con el apoyo de la FAPESP y que se está utilizando para la evaluación de estudiantes de una red municipal de enseñanza fundamental y media del estado de São Paulo (foto: Aptor Software)

Una plataforma digital simplifica la toma y la corrección de pruebas escolares

09 de abril de 2020

Por Eduardo Geraque  |  FAPESP Investigación para la Innovación – A partir del año pasado, diversas escuelas de la enseñanza fundamental y la enseñanza media de la red educativa pública de la localidad de São Carlos (en interior del estado de São Paulo, Brasil) empezaron a tomar a escala piloto las evaluaciones de los estudiantes en forma digital, en computadoras, tablets y smartphones. De esta forma, pasaron no solamente a ahorrar debido a la eliminación del uso de papel y de la impresión de las pruebas, sino también a agilizar el proceso de corrección y de asiento de las calificaciones en los sistemas.

El desarrollo de esta plataforma de evaluación digital estuvo a cargo de Aptor Software, una una empresa derivada del Centro de Desarrollo de Materiales Funcionales (CDMF), uno de los Centros de Investigación, Innovación y Difusión (CEPIDs) que cuentan con el apoyo de la FAPESP.

Este sistema, denominado Meta-SP, fue puesto a prueba con éxito con casi 30 mil alumnos durante el año de 2019 en los exámenes de la Evaluación de Aprendizaje en Proceso (AAP, en portugués), un conjunto de pruebas que se toman cuatro veces al año en la red pública para diagnosticar el nivel de aprendizaje de los estudiantes.

Los índices extraídos de los resultados de esas pruebas, enfocadas en las habilidades de lectoescritura y razonamiento lógico-matemático, se utilizan en la Secretaría Municipal de Educación para perfeccionar el proceso educativo y desarrollar proyectos orientados a mejorar las capacidades y las habilidades de los alumnos de acuerdo con su año de cursado y con el bimestre.

Un estudio estadístico, realizado con base en los datos recabados mediante la implementación de las pruebas con la plataforma digital, demostró que esta herramienta es sumamente eficiente.

“Constatamos que el 86,6% de los parámetros de comparación se ubicó dentro de la variación esperada, teniendo en cuenta la diversidad de los alumnos y de las escuelas que participaron en las pruebas”, dijo Leandro Agostini do Amaral, director de Aptor.

De acuerdo con Agostini do Amaral, el sistema funciona con preguntas de opción múltiple y cuenta con rutinas de seguridad que no permiten “copiar”, lo que lo hace totalmente confiable.

Luego de las evaluaciones de testeo del año pasado, la plataforma de Aptor volvió a utilizarse oficialmente en casi 10 mil pruebas tomadas este año en la red pública de enseñanza de la ciudad paulista de São Carlos.

Además de la mejora logística y de la disminución de la cantidad de personas necesarias para tomar las pruebas, según Agostini do Amaral, esta plataforma digital permite reducir drásticamente el impacto ambiental, merced al ahorro de papel.

“Nuestros cálculos indicaron que la aplicación de las pruebas de Evaluación de Aprendizaje en Proceso del año pasado, por medio de la plataforma digital, generó una economía de 706 mil hojas. Esto significa que no fueron talados 47.052 árboles”, estimó Agostini do Amaral.

Para la mejoría cognitiva en ancianos

En el marco de otro proyecto apoyado por la FAPESP –a través de su Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE)– Aptor también está desarrollando una plataforma de juegos accesibles para el entrenamiento cognitivo de ancianos.

Durante la primera fase del proyecto, que se puso en marcha en el año 2016, los investigadores aplicaron test adaptativos con el objetivo de detectar y validar las mejores estrategias de juegos de apoyo para la calidad de vida de los ancianos. Ahora, durante la segunda fase, pretenden viabilizar el desarrollo comercial de la plataforma.

“Identificamos la oportunidad de desarrollar juegos para ancianos con base en una investigación realizada con cuidadores”, explicó Amaral.

De acuerdo con los informes de esos profesionales, al regresar a casa al cabo de muchos días internados en hospitales, los ancianos exhiben una involución en sus funciones cognitivas. Sucede que, al quedar internados, no suelen seguir realizando las actividades de ejercicios de funciones cerebrales que normalmente llevan a cabo cuando están en sus hogares.

“Fue entonces cuando surgió la idea de desarrollar una plataforma que pudiese emplearse también en ambientes restringidos como los de los hospitales”, dijo Amaral.

La propuesta de los juegos consiste en poner a prueba las funciones ejecutivas del cerebro y también la memoria de los ancianos, de manera tal de retardar la declinación de las actividades cognitivas en el transcurso del envejecimiento.

La empresa también desarrolló en el transcurso de los últimos años juegos educativos para niños y jóvenes, como el Ludo Educativo.

“Cuando fundamos la empresa en 2005, nuestro único objetivo consistía en crear un sistema de gestión de eventos de asociaciones científicas que logramos desarrollar, y que sigue actualmente en nuestra cartera. Y con el correr de los años fuimos explorando nuevas oportunidades”, dijo Amaral.
 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares