Una empresa apoyada por la FAPESP aportará respiradores pulmonares al Ministerio de Salud de Brasil | AGÊNCIA FAPESP

Una empresa apoyada por la FAPESP aportará respiradores pulmonares al Ministerio de Salud de Brasil Magnamed producirá hasta el próximo mes de agosto 6.500 unidades para el tratamiento de pacientes con COVID-19 en alianza con las compañías Positivo, Suzano, Klabin, Embraer, Flextronics, Fiat Chrysler y White Martins (foto: Magnamed)

Una empresa apoyada por la FAPESP aportará respiradores pulmonares al Ministerio de Salud de Brasil

23 de abril de 2020

Por Elton Alisson  |  FAPESP Investigación para la Innovación – La empresa Magnamed, con sede en São Paulo, Brasil, suscribió el pasado día 8 de abril un contrato con el Ministerio de la Salud nacional para la provisión de 6.500 respiradores pulmonares hasta el mes de agosto de 2020.

Este acuerdo apunta a afrontar el incremento de la demanda de equipamientos esenciales para el tratamiento de pacientes con COVID-19 en estado grave en los hospitales de Brasil.

Para alcanzar tal meta, Magnamed entablará alianzas con un grupo de empresas de gran porte compuesto por Positivo, Suzano, Klabin, Embraer, Flextronics, Fiat Chrysler y White Martins.

“Es un honor poder ayudar al país en este momento. Esto solo será posible gracias a estas asociaciones”, declaro en gacetilla de prensa Wataru Ueda, CEO de Magnamed.

El ventilador pulmonar de emergencia, cuyo nombre es OxyMag, se desarrolló con el apoyo del Programa FAPESP de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE) entre 2006 y 2012.

“Magnamed constituye un ejemplo de los beneficios para la sociedad de contar en São Paulo con el ITA [el Instituto Tecnológico de Aeronáutica], la USP [la Universidad de São Paulo], el Cietec [el Centro de Innovación, Emprendimientos y Tecnología] y la FAPESP. La formación de ingenieros con las mejores referencias mundiales genera un retorno social; el apoyo a la investigación de excelencia brinda también un retorno social, y lo propio sucede con el estímulo a las pequeñas empresas de base tecnológica. Las existencias de capacitación tecnológica en el estado de São Paulo se están movilizando de manera ejemplar para aportar en el enfrentamiento de la crisis pandémica”, dice Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP.

Acuerdo para la producción

La empresa Positivo, que opera en el área de computación y tecnología, se hará cargo del suministro de las plaquetas para los respiradores pulmonares. En tanto, Suzano, perteneciente al sector de papel y celulosa, brindará ayuda en ingeniería y en la búsqueda por proveedores globales de insumos, aparte de aportar capital de giro para la adquisición de componentes.

Klabin, otro grupo grande del sector de papel y celulosa, será el responsable de la gestión de compras y la importación de los componentes para el montaje de los ventiladores, además de proveer los embalajes para el transporte de los aparatos hasta los hospitales.

Embraer, en conjunto con siete empresas de la industria aeronáutica de Brasil, intentará hallar la mejor solución para incrementar la capacidad de producción. La experiencia de ese grupo de empresas en mecanizado complejo permitirá producir 5.000 componentes para los respiradores hasta finales de abril, según estimaciones de Magnamed.

Para el montaje de los ventiladores pulmonares, Flextronics obtuvo la autorización de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) para implementar una línea de producción en su fábrica con sede en la localidad de Sorocaba, en el interior de São Paulo.

Fiat Chrysler brindará apoyo en la detección y la eliminación de cuellos de botella productivos y en el rastreo de líneas de financiación para la ampliación de la capacidad de producción, y White Martins se encargará de la provisión de oxígeno para la fabricación y las pruebas de los respiradores, como así también del proyecto de ingeniería y de la infraestructura completa para el consumo del gas.

Del garaje al mundo

Magnamed fabrica 1.800 ventiladores por año, de los cuales 40% se utilizan en unidades de terapia intensiva (UTIs).

El respirador pulmonar de emergencia, desarrollado con el apoyo del PIPE-FAPESP, fue el puntapié inicial para la transformación de la empresa. De una startup que empezó en un garaje, pasó a erigirse como una compañía que exporta a más de 60 países, de donde proviene el 40% de sus ingresos, y con una fábrica propia en Estados Unidos.

“El apoyo de la FAPESP fue sumamente importante en la fase embrionaria, cuando éramos tan solo unos emprendedores con mucho know-how, pero sin los recursos necesarios como para llevar adelante todo el ciclo de desarrollo del producto”, declaró Ueda en una entrevista concedida a Investigación para la Innovación en abril de 2017.

La empresa fue fundada en 2005, cuando Ueda y los también ingenieros Tatsuo Suzuki y Toru Kinjo decidieron salir de sus empleos en una compañía de aparatos médicos para innovar.

De acuerdo con el informe intitulado “2020 Global ICU Ventilator Market Outlook”, Magnamed es en la actualidad uno de los principales fabricantes mundiales de ventiladores pulmonares, junto a empresas tales como Medtronic, Philips y GE.
 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares