Una aplicación brasileña hace posible el monitoreo de pacientes con cáncer | AGÊNCIA FAPESP

Una aplicación brasileña hace posible el monitoreo de pacientes con cáncer Se trata de una plataforma que cuenta con la adhesión de diversos hospitales, posee más de 2.500 usuarios y viabiliza un promedio de 800 atenciones por mes. (Imagen: WeCancer/Divulgación).

Una aplicación brasileña hace posible el monitoreo de pacientes con cáncer

19 de agosto de 2021

Fábio de Castro | Agência FAPESP – La startup brasileña WeCancer presentó en el año 2017 la primera versión de una aplicación destinada al monitoreo a distancia de pacientes con cáncer. Debido a su eficiencia para acercar a los equipos médicos a las personas en tratamiento oncológico, esta plataforma cuenta actualmente con la adhesión de diversos hospitales, posee más de 2.500 usuarios y viabiliza un promedio 800 atenciones por mes.

Y ahora la empresa ha logrado la aprobación de un proyecto en el marco del Programa FAPESP de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE), cuyo objetivo es desarrollar un modelado preventivo con relación a las hospitalizaciones, al añadirle a la aplicación tecnologías de inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas. De este modo, será posible incrementar el impacto de esta herramienta en el Sistema Único de Salud Pública de Brasil (el SUS), evitando hospitalizaciones innecesarias y disminuyendo los costos de los tratamientos.

De acuerdo con César Filho, cofundador y CEO de la empresa, los hospitales pagan un abono mensual para brindarles acceso a la aplicación a sus pacientes oncológicos. El monitoreo se lleva a cabo con base en datos que los propios pacientes insertan en la plataforma.

"Nuestros productos tecnológicos comprenden la aplicación, con el acceso gratuito de los pacientes, y un dashboard o panel mediante el cual los profesionales efectúan el seguimiento. Asimismo, la plataforma ofrece un área de gestión de síntomas y otra de organización de las jornadas de tratamiento, aparte de una de contenido informativo y una de chat a través de la cual los pacientes pueden interactuar directamente con el equipo de enfermería", explica.

En la aplicación, el perfil de cada paciente en tratamiento de cáncer incluye datos personales, los medicamentos que toma y sus actividades cotidianas. Sus indicadores de salud física y psicoemocional se transforman en gráficos a los cuales el médico tiene acceso, lo que le permite seguir de cerca el cuadro clínico y la evolución del paciente durante el tratamiento.

Según César, WeCancer también cuenta con su propio equipo de coordinación de cuidados y navegación de pacientes, dirigido por el oncólogo Tiago Jorge, director médico de la empresa, quien coordina un grupo conformado por un psicólogo, un enfermero, un nutricionista, un farmacéutico y una investigadora clínica.

"Tenemos también una unidad de captación de datos para su transformación en información y conocimiento, que genera inteligencia para los hospitales asociados, que pueden utilizar este recurso a los efectos de optimizar sus líneas de cuidados", dice César.

Este tipo de atención es uno de los recursos que se emplean para mejorar la calidad de vida de los pacientes. "Entendimos rápidamente que de nada serviría que tuviésemos únicamente el software, pues suele pasar que el paciente siente náuseas, por ejemplo, y requiere de cuidados y orientación inmediata", afirma.

Distintos usuarios

El flujo de pacientes ha venido aumentando de manera incesante desde el lanzamiento de esta aplicación. En el mes de junio, por ejemplo, se concretaron 1.100 atenciones, según César, de las cuales 600 dentro de SUS. "Más del 50 % de los nuestros usuarios provienen del sistema público de salud", informa César.

Según Lorenzo Cartolano, también cofundador y CFO de la WeCancer, además del modelo de negocio enfocado en los hospitales, la empresa también cuenta con una vertiente orientada hacia la industria farmacéutica, que se interesa en la plataforma para ofrecérsela a sus clientes.

"En la unidad de negocios orientada hacia la industria farmacéutica, operamos con una atención especial que comprende inmunoterapia, por ejemplo, o trabajamos con investigación clínica junto a socios de centros de investigación de Brasil que utilizan esta plataforma para monitorear e involucrar a sus pacientes en el marco de ensayos clínicos", explica Cartolano.

En tanto, en el caso de la unidad de negocios con enfoque en los hospitales, la empresa licencia el software y el equipo hospitalario puede utilizarlo como canal de relación con sus pacientes, o puede tercerizar el servicio de atención y valerse del equipo de WeCancer.

"Existe un costo para mantener ese equipo propio, pero actualmente, en función de la concepción de los productos y de la tecnología, hemos logrado automatizar algunas partes del proceso con el fin de ganar en eficiencia y en escala. Actualmente tenemos una capacidad instalada como para atender a 1.600 pacientes por mes", dice Cartolano.

Entre las instituciones que utilizan la plataforma WeCancer se encuentran los hospitales Israelita Albert Einstein, Beneficência Portuguesa, Municipal Vila Santa Catarina y el Instituto de Oncología del Estado de Paraná. En la unidad de negocios enfocada en la industria farmacéutica, la aplicación también es utilizada por Roche y AstraZeneca.

De acuerdo con Lorenzo, que ingresó como socio inversor en WeCancer a comienzos de 2017, el crecimiento de la empresa cobró impulso en 2018, cuando la startup fue seleccionada para formar parte del nodo de innovación del Hospital Israelita Albert Einstein llamado Eretz.bio. Los empresarios entraron en contacto con mentores y recibieron el primer aporte institucional.

"Nos inscribimos en la incubadora de startups del Einstein y nos enteramos que estaban desarrollando una solución similar. En abril de 2018, nuestra empresa quedó incubada y la institución dejó el desarrollo de una startup interna, con un objetivo idéntico, para invertir con nosotros", dice César.

La motivación personal

El investigador, graduado en biología, y Lorenzo, graduado en administración, comentan que la empresa nació luego de una trágica experiencia personal que ambos vivieron: perdieron a sus madres debido al cáncer. En 2014, César acompañó de cerca el tratamiento de su madre, que luchaba contra un tumor de ovarios. Criado en una familia pobre del interior del estado de Minas Gerais, él siguió el duro tratamiento en el SUS durante 11 meses.

"El tratamiento se llevaba a cabo en otra ciudad –algo muy común en Brasil, donde pocas ciudades cuentan con hospitales especializados en cáncer– y había que hacer 80 kilómetros para llegar. Solía suceder yo no supiera qué tendría que hacer si mi mamá experimentase alguna reacción adversa en casa", comenta César.

En contacto con otros pacientes, el biólogo se dio cuenta que eso era muy común, y eventualmente los desplazamientos son mucho más largos entre el hogar de un paciente del interior y el hospital oncológico situado en una capital de estado, por ejemplo.

"La persona va al médico local y este envía al paciente de regreso a la capital. Es un perjuicio sanitario enorme para las familias. Una tragedia, pues esos pacientes concurren a las urgencias y la mitad de ellos ni siquiera debían estar allí. Es la historia de millones de personas", estima.

Con base en esta experiencia, César empezó a trabajar para entender cómo llevarle el hospital a la casa del paciente. "Observé que la mayor parte del tiempo el paciente está en casa, sin seguimiento médico. Desconoce los efectos adversos, cae fácilmente en fake news y la familia termina enfermándose también", dice.

Fue cuando conoció a Lorenzo a través de amigos en común. Este trabajaba en el mercado financiero y sabía cómo montar un negocio. El administrador, quien también había perdido recientemente a su madre a causa de un cáncer de páncreas, se convirtió en su socio y concretó su primera inversión en la empresa, por un valor de 80 mil reales.

"Yo nunca había pensado en trabajar con salud, pero vivía una historia muy parecida a de César, pese al contexto diferente, en un hospital privado de Río de Janeiro. Los dolores nuestros eran muy parecidos y trabajamos duro para hacer de esa historia un negocio. La empresa nació del amor y de la añoranza, en honor a nuestras madres", dice Cartolano.

La premisa fundamental, afirma, consistía en desarrollar una tecnología amigable, orientada hacia los pacientes con poca intimidad con la tecnología y con baja escolaridad. Se enfocaron en la denominada patient centricity, que es una manera de observar toda la problemática de la salud desde la perspectiva del paciente y no la del sistema sanitario.

"Nuestro objetivo a largo plazo consiste en dejar de ser una plataforma de tratamiento digital para constituir una plataforma de salud. Y esto es posible, pues existe una tendencia muy fuerte en la oncología rumbo a los medicamentos orales y subcutáneos, que permiten que los pacientes concreten sus tratamientos en casa, lo que aumentará significativamente la relevancia de la nuestra solución”, sostiene.

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares