Un estudio nacional sobre el COVID-19 ve desaceleración de la transmisión en la mayor parte de Brasil | AGÊNCIA FAPESP

Un estudio nacional sobre el COVID-19 ve desaceleración de la transmisión en la mayor parte de Brasil De acuerdo con la 4ª etapa de la investigación EPICOVID-19 BR, el porcentaje de brasileños con anticuerpos contra el nuevo coronavirus disminuyó de un 3,8% en junio a un 1,4% en agosto en 133 ciudades evaluadas. Según los autores, esta metodología retrata con precisión las infecciones ocurridas durante los últimos 45 días (foto: Daniela Xu/Epidemiología UFPel)

Un estudio nacional sobre el COVID-19 ve desaceleración de la transmisión en la mayor parte de Brasil

01 de octubre de 2020

Por Karina Toledo  |  Agência FAPESP – El porcentaje de brasileños que poseen anticuerpos contra el nuevo coronavirus disminuyó del 3,8% en junio al 1,4% en agosto, según los datos más recientes dados a conocer el día 15 de septiembre y pertenecientes a la investigación EPICOVID-19 BR, el más amplio estudio referente a la prevalencia de la infección causada por el SARS-CoV-2 realizado en el país. A juicio de los autores, este resultado constituye un fuerte indicio de que la epidemia está desacelerándose en la mayor parte de Brasil.

La cuarta etapa de la recolección de datos del proyecto comprendió a 33.250 participantes de 133 ciudades y se concretó entre los días 27 y 30 de agosto. La tarea estuvo a cargo de un equipo coordinado por Pedro Hallal, rector de la Universidad Federal de Pelotas (UFPel), y contó con recursos de la iniciativa Todos por la Salud, encabezada por el banco Itaú Unibanco.

Las tres etapas anteriores abarcaron las mismas 133 ciudades, y se concluyeron en mayo (la 1ª fase) y junio (la 2ª y la 3ª fase), entonces aún con el apoyo del Ministerio de Salud de Brasil. Sus resultados indicaron una tendencia de alza de la seroprevalencia en esos tres mapeos: de un 1,9%, un 3,1% y un 3,8% respectivamente. La excepción la constituyó la región norte del país, donde en algunas localidades fuertemente afectadas al comienzo de la pandemia los investigadores registraron una disminución de la proporción de seropositivos entre la segunda y la tercera fase del estudio. 

De acuerdo con Hallal, cuando se puso en marcha la investigación, se creía que los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 permanecían durante un largo tiempo en el organismo, tal como sucede en el caso del coronavirus causante del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV), que es muy parecido. Sin embargo, las evidencias más recientes apuntan que el test rápido –que se realiza con una gota de sangre extraída del dedo– capta con sensibilidad las infecciones recientes, de hasta 45 días, y puede también detectar infecciones graves un poco más antiguas.

“Inicialmente tratábamos a la EPICOVID como una filmadora, que podría mostrar la evolución de la seroprevalencia en el país en el transcurso de la epidemia, de manera acumulativa. Ahora sabemos que los anticuerpos tienen una duración limitada; por eso lo que tenemos son varias fotografías de distintos momentos. Si bien no es posible estimar el total de brasileños que ya han tenido contacto con el virus en algún momento de la vida, logramos ver con precisión el porcentaje de personas que se infectaron recientemente, y ese número está disminuyendo claramente”, explica el investigador.

El objetivo del estudio EPICOVID-19 BR, proyectado en seis etapas, consiste en estimar el porcentaje de brasileños infectados con el nuevo coronavirus según la edad, el género, la condición económica, el municipio y la región geográfica, determinar el porcentaje de personas asintomáticas y evaluar los síntomas y la letalidad, aparte de servir de apoyo para el diseño de políticas públicas y de medidas de aislamiento social.

Las otras dos etapas de recabado de datos para la investigación se realizarán en los próximos meses gracias al apoyo de la FAPESP. El profesor Marcelo Burattini, de la Escuela Paulista de Medicina de la Universidad Federal de São Paulo (EPM-Unifesp), será el coordinador de dichas fases. Burattini integró el equipo de coordinación durante las etapas iniciales del estudio EPICOVID-19 BR. 

Tendencias

Hallal destaca que los resultados más recientes revelan una modificación de la franja etaria de los infectados entre junio y agosto. Durante los primeros meses de la pandemia, la seroprevalencia fue mayor entre personas de 20 a 50 años, precisamente aquellas en edad productiva y que tuvieron más dificultades para adherir al aislamiento social. Ahora, el porcentaje ha disminuido en ese grupo y ha aumentó entre niños y ancianos. Desde el punto de vista socioeconómico, la tendencia se ha mantenido estable en todas las etapas de la investigación: las personas cuyas familias se ubican entre el 20% más pobre de la población exhiben una prevalencia más de dos veces superior a la que se observa en el 20% más rico.

Y ha habido una disminución importante de la prevalencia entre indígenas durante los últimos meses, como reflejo de la desaceleración de la epidemia en la región norte de Brasil. Por otra parte, las personas negras y pardas siguen estando expuestas a mayores posibilidades de infectarse en comparación con los blancos.

“En esta cuarta etapa ha quedado palmario que la pandemia ha avanzado hacia el interior de los estados. En la actualidad el virus es mucho más fuerte en esos municipios que en las capitales, algo muy distinto a lo que se observó en las fases anteriores”, comenta Hallal.

Las ciudades con mayor seroprevalencia en esta última medición fueron Juazeiro do Norte (8%) y Sobral (7,2%), ambas en el estado de Ceará, en el nordeste de Brasil. Luego se ubican Santarém (6,4%) y Altamira (5,2%), ciudades del estado norteño de Pará. En el estado de São Paulo, la primera ubicada es Ribeirão Preto (2,8%), seguida por Araçatuba (2%), Campinas (0,8%) y la capital paulista (0,8%).

“Este tipo de resultados es importante para orientar las políticas de salud, pues revela la realidad sanitaria de cada región”, dice Hallal. “Lamentamos que haya habido un hiato de dos meses en la recolección de datos, a causa del cese de la financiación del Ministerio de Salud de Brasil. Si contásemos con datos recabados en julio y a comienzos de agosto, probablemente habríamos logrado detectar tendencias que desgraciadamente se perdieron. Nuestra historia se referirá el comienzo y al final de la epidemia, pero una parte del medio se perdió. La FAPESP y Todos por la Salud salvaron al EPICOVID, un estudio que es patrimonio de la sociedad brasileña”, afirma Hallal.
 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares