Las grandes propiedades rurales responden por un 54% del déficit ambiental en São Paulo | AGÊNCIA FAPESP

Las grandes propiedades rurales responden por un 54% del déficit ambiental en São Paulo Se trata de una estimación que realizaron investigadores que llevan adelante un proyecto apoyado por la FAPESP, cuyo objetivo consiste en aportar las bases científicas para la implementación del Nuevo Código Forestal del país en este estado brasileño (imagen: espacialización del déficit estimado de reservas legales en el estado de São Paulo/por propiedad rural, en hectáreas; crédito: Esalq-USP)

Las grandes propiedades rurales responden por un 54% del déficit ambiental en São Paulo

23 de diciembre de 2020

Por Elton Alisson  |  Agência FAPESP – Pese a representar tan solo un 3,5% del total de los más de 340 mil inmuebles rurales existentes en el catastro del estado de São Paulo (Brasil), las grandes propiedades agrícolas –con más de 15 módulos fiscales– responden por el 54% del déficit ambiental del estado, es decir, de la pérdida de áreas de reservas naturales.

Esta fue la estimación que efectuaron de los investigadores participantes en un proyecto apoyado por la FAPESP, cuyo objetivo consiste en aportar las bases científicas para la implementación del Programa de Regularización Ambiental en el estado durante los próximos 20 años, siguiendo las reglas del Nuevo Código Forestal Brasileño (lea más en portugués, en: agencia.fapesp.br/27232). 

Algunos resultados de este estudio, desarrollado en el ámbito del Programa de Investigaciones en Caracterización, Conservación, Restauración y Uso Sostenible de la Biodiversidad (BIOTA-FAPESP), se dieron a conocer en el marco de un encuentro online realizado en el mes de noviembre.

“Constatamos que el 50% de los mayores déficits de áreas de preservación permanente en el estado de São Paulo se concentra en grandes propiedades, con más de 15 módulos fiscales [una unidad de medida en hectáreas de la superficie de una propiedad fiscal en condiciones de explotación económica]”, dijo Kaline de Mello, posdoctoranda en el Instituto de Biociencias de la Universidad de São Paulo (IB-USP) con beca de la FAPESP y participante en el proyecto.

“Este mismo patrón se repite con relación al déficit de reservas legales [áreas que deben mantenerse con vegetación nativa]”, afirmó De Mello.

A los efectos de estimar el déficit ambiental de las propiedades rurales en São Paulo a la luz del Nuevo Código Forestal, los investigadores realizaron un modelado detallado de la malla territorial agraria del estado. Para ello, reunieron datos de propiedades rurales registradas hasta 2019 en el Sistema de Catastro Ambiental Rural (Sicar-SP), de cobertura de vegetación nativa, de fitofisonomías, de biomas, de uso del suelo y de hidrografía, obtenidos en diversas bases, tales como la del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la del Proyecto Radan Brasil (Ministerio de Minería y Energía) y la de la Fundación Brasileña para el Desarrollo Sostenible (FBDS), sumados al tamaño de los módulos fiscales de los municipios paulistas, fijados por el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra).

Mediante el cruzamiento de esas capas de datos con el modelado de exigencias y exenciones establecidas por el Nuevo Código Forestal, fue posible estimar los déficits de áreas de preservación permanente y de reservas legales, aparte de los excedentes de vegetación nativa por cada propiedad rural en el estado de São Paulo, situados en su mayor parte en el Bosque Atlántico, en la zona costera.

“São Paulo es el único estado del país que posee un modelado detallado del Código Forestal con esa precisión y a la escala de las propiedades rurales”, dijo De Mello.

El modelado de la malla agraria paulista indicó que, de las 340.600 propiedades rurales existentes en el estado de São Paulo, 237.100 poseen déficits de área de preservación permanente que totalizan 768.700 hectáreas, de las cuales 656.700 se ubican en el Bosque Atlántico y casi 112 mil en áreas del Cerrado, la sabana brasileña.

Alrededor del 85% del déficit de áreas de preservación permanente se ubica en grandes y medianas propiedades rurales. Pese a que representan a la mayoría de los inmuebles rurales en el catastro del estado de São Paulo, las propiedades menores –con menos de cuatro módulos fiscales– son responsables de tan solo el 15,5% del déficit de áreas de preservación permanente en el estado.

Las grandes propiedades también responden por la mayor parte del déficit de reservas legales. Solamente 1.200 propiedades –equivalentes al 0,4% de los inmuebles rurales existentes en el catastro de São Paulo– ostentan el 50% de los mayores déficits de reservas legales en el estado, apuntó el estudio, y el 98% de esos inmuebles son mayores que 15 módulos fiscales.

“Los resultados del proyecto muestran que es necesario emplear distintas estrategias para promover la regularización ambiental en el estado de São Paulo, que favorezcan lo colectivo y no a un pequeño grupo de propietarios rurales. No se puede adjudicar a los pequeños propietarios la responsabilidad del déficit ambiental de São Paulo”, sostuvo Ricardo Ribeiro Rodrigues, docente de la Esalq-USP y participante en el proyecto.

Las propiedades rurales que exhiben los mayores déficits de áreas de preservación permanente y de reservas legales se concentran en el oeste paulista y se orientan a la producción de caña de azúcar (39%), pasturas (36%), otros cultivos (17%), silvicultura (7%) y cultivo de soja (2%).

Los datos por municipio pueden consultarse en una plataforma de acceso abierto que los investigadores desarrollaron para ayudar a las ciudades paulistas a implementar el Nuevo Código Forestal.

“Cualquier usuario puede tener acceso a esta plataforma. Asimismo, estamos trabajando con un modelado refinado para la implementación del Nuevo Código Forestal a escala municipal”, dijo De Mello.

Los mecanismos de compensación

A diferencia de las áreas de preservación permanente, que deben restaurarse totalmente, el Nuevo Código Forestal estipuló que el déficit de reservas legales puede restaurarse en la propia propiedad rural o compensarse mediante áreas de vegetación excedente y de reservas legales disponibles en los inmuebles rurales de hasta cuatro módulos fiscales.

Los investigadores estimaron que existen 941 mil hectáreas de área de excedentes de vegetación nativa y de reservas legales en esas pequeñas propiedades rurales que pueden utilizarse para compensar el déficit de 367.400 hectáreas de área de reservas legales en el estado de São Paulo a través de ese mecanismo, denominado Cuota de Reserva Ambiental (CRA).

Asimismo, existen 117 mil hectáreas de pasturas con baja aptitud agrícola en las propiedades rurales con déficit de reservas legales que podrían utilizarse para la restauración.

“Alrededor del 32% del déficit total de reservas legales en el estado de São Paulo podría compensarse solamente mediante de la restauración de esas pasturas de escasa aptitud agrícola, que no suministran un buen retorno económico con la cría de ganado y no son interesantes para la agricultura, pues abundan en ellas los declives o son rocosas, y allí no es posible la tecnificación”, explicó De Mello.

El Nuevo Código Forestal también permite que el déficit de áreas de reservas legales pueda restaurarse incluyendo especies exóticas. El déficit de áreas de preservación permanente de las pequeñas propiedades también puede restaurarse mediante el plantío intercalado de especies autóctonas y exóticas de interés comercial.

Esta forma de restauración, denominada multifuncional, permitiría regularizar un 43% –casi 487 mil hectáreas– del total de 1.140.000 hectáreas del déficit total de reservas legales y de áreas de preservación permanente en el estado de São Paulo, según calcularon los investigadores.

Asimismo, generaría oportunidades para incrementar los ingresos de los productores, toda vez que el 50% de las áreas recuperadas en forma multifuncional pueden explotarse económicamente.

“Existe un enorme potencial de regularización ambiental en São Paulo sin un costo demasiado alto para los propietarios rurales, conciliando el mantenimiento de la actividad agrícola, que es sumamente importante para el estado, con el interés ambiental”, sostuvo Jean Paul Metzger, docente del IB-USP y participante en el proyecto.

Con el fin de ayudar los propietarios rurales en la toma de decisiones referentes a alternativas para la compensación de reservas legales, los investigadores desarrollaron una herramienta dinámica, a la cual puede accederse vía internet.

“Es necesario tener voluntad política para utilizar ahora esta enorme base de datos y de conocimiento en la toma de decisiones sólidas para la implementación del Nuevo Código Forestal en el estado de São Paulo”, dijo Carlos Joly, miembro de la coordinación del BIOTA-FAPESP.

A juicio de Gerd Sparovek, docente de la Esalq-USP y coordinador del proyecto, el Código Forestal es de suma importancia para el desarrollo sostenible de Brasil, pues el 54% de la vegetación natural remanente en el país se encuentra en áreas privadas que, por ende, deben seguir el Código Forestal. En el estado de São Paulo, ese porcentaje es mayor y llega al 78%.
 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares