Las fundaciones de apoyo a la investigación de Brasil apuntan a calificar la cooperación internacional | AGÊNCIA FAPESP

Las fundaciones de apoyo a la investigación de Brasil apuntan a calificar la cooperación internacional Uno de los objetivos de estas instituciones subnacionales consiste en incrementar el protagonismo de los investigadores del país en las colaboraciones científicas (foto: Felipe Maeda/ Agência FAPESP)

Las fundaciones de apoyo a la investigación de Brasil apuntan a calificar la cooperación internacional

12 de septiembre de 2019

Elton Alisson | Agência FAPESP – En Brasil, las fundaciones de apoyo a la investigación científica de los estados (FAPs, por sus siglas en portugués) han firmado durante los últimos años diversos acuerdos de cooperación internacional con el objetivo de incrementar el impacto y la visibilidad de la ciencia que se hace en el país, entre otros objetivos. Y ahora pretenden calificar su participación en el marco de esos acuerdos, de manera tal que sea posible obtener el máximo rédito posible de esas alianzas.

Este fue el tema del debate en un panel sobre cooperaciones internacionales y estrategias para el avance del conocimiento científico que se realizó el pasado 21 de agosto, antes de la ceremonia de apertura del Foro del Consejo Nacional de Fundaciones Apoyo a la Investigación Científica de los Estados (Confap, en portugués), realizada en la FAPESP durante los días 22 y 23 de agosto.

“La cooperación internacional de las FAPs ha avanzado mucho durante los últimos años. Las posibilidades se han expandido tanto que ahora necesitamos diseñar una política tendiente a orientar nuestra participación en nuevos acuerdos, de manera tal de, aparte de estimular la movilidad, también hacer posible que los científicos brasileños sean protagonistas en los proyectos que se llevan adelante en colaboración”, dijo Evaldo Ferreira Vilela, presidente de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de Minas Gerais (Fapemig) y del Confap, durante el encuentro.

“Queremos que la cooperación internacional no sea un fin en sí mismo, sino un medio con miras a alcanzar los objetivos de las FAPs en lo concerniente a la financiación de proyectos colaborativos de investigación científica”, añadió.

Y uno de los objetivos de la FAPESP en los acuerdos de colaboración internacional consiste precisamente en hacer posible que los científicos brasileños sean protagonistas y líderes en los proyectos, según destacó Marilda Solon Teixeira Bottesi, asesora para colaboraciones en investigación de la Fundación.

Una de las estrategias que han permitido la consecución de dicho objetivo consiste en la participación de los científicos brasileños en grandes proyectos de colaboración internacional, dijo Solon Teixeira Bottesi.

“Hemos venido observando que, merced a la participación de científicos brasileños en los grandes experimentos internacionales, en el marco de proyectos financiados por la FAPESP, ha sido posible que estos ocupen lugares de protagonismo y gobernanza”, afirmó.

En el marco de un proyecto apoyado por la FAPESP, un grupo de investigadores de la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo (Poli-USP) proyectó y desarrolló un chip denominado Sampa, que se instalará en el sistema de detección del ALICE (A Large Ion Collider Experiment), uno de los cuatro grandes experimentos del LHC (Large Hadron Collider), en Suiza.

Otro grupo de investigadores de la Universidad de Campinas (Unicamp) desarrolló, también en el marco de un proyecto financiado por la FAPESP, el detector de luz Arapuca, que se instalará en el Dune (Deep Underground Neutrino Experiment), en Estados Unidos.

El Dune es un proyecto internacional cuyo objetivo consiste en descubrir nuevas propiedades de los neutrinos, partículas elementales con escasísima masa que viajan a una velocidad muy cercana a la de la luz.

“En esos proyectos, la participación de los investigadores brasileños va a la par de la de los extranjeros. Los brasileños no son meros miembros de los equipos, sino que ejercen el liderazgo”, afirmó Solon Teixeira Bottesi.

Según la investigadora, una de las estrategias que aplica la FAPESP para potenciar los resultados de los acuerdos de cooperación consiste dar mayor estímulo a los proyectos de investigación en colaboración que a la mera movilidad.

“La movilidad puede constituir una herramienta con miras a llegar a tener proyectos de investigación, pero nuestro enfoque consiste en financiar proyectos de investigación conjuntos”, afirmó.

Otra estrategia que se ha puesto en práctica durante los últimos años consiste en aumentar el esfuerzo tendiente a ampliar las colaboraciones con los países asiáticos. “Estamos observando que Asia ocupa cada vez más una parte relevante del sistema de ciencia, tecnología e innovación”, añadió.

Nuevos acuerdos y convocatorias conjuntas

Durante el encuentro, se anunció un nuevo acuerdo de cooperación internacional entre el Confap e Italia. Dicho acuerdo prevé la emisión, ahora en septiembre, de una convocatoria conjunta con las FAPs para brindar apoyo a cinco proyectos en cinco áreas prioritarias: espacial, materiales estratégicos, energías renovables, agricultura y alimentos y agricultura de precisión.

“Cada proyecto puede recibir una financiación de hasta 200 mil euros: la mitad de dicho valor será aportada por el gobierno italiano y la otra mitad por las FAPs participantes”, explicó Elisa Natola, asesora de cooperación entre la Unión Europea y Brasil del Confap.

Este acuerdo fue intermediado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, que posee un programa de promoción tecnológica y desarrollo de la innovación que cuenta con la participación de 30 embajadas del país.

“A excepción de la FAPESP, cuya actuación internacional tiene peso propio, es sumamente importante que las otras FAPs presenten al Confap como punto de apoyo en la interlocución con otros países al intentar establecer acuerdos de cooperación internacional. Fue esto lo que hizo posible el acuerdo con Italia”, dijo Achilles Emilio Zaluar Neto, director del departamento de promoción tecnológica del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

En dicho evento, también se dio a conocer una nueva convocatoria a la presentación propuestas del Newton Fund Impact Scheme, que se encuentra abierta hasta el día 13 de septiembre.

El objetivo de dicha convocatoria consiste en brindar apoyo a proyectos ya realizados o en marcha y financiados por el Fundo Newton, que puedan poner en movimiento o incrementar los impactos en políticas públicas o intensificar el compromiso con multiplicadores de impacto, tales como startups, ONGs o instituciones del tercer sector.

Los proyectos tendrán una duración de 24 meses y podrán recibir hasta 200 mil libras esterlinas. Participan en esta convocatoria diez FAPs, entre ellas la FAPESP.

“Las propuestas deben basarse en los proyectos originales, ya culminados o en marcha, financiados por el Fondo Newton. Pero la idea no es que haya una continuidad de los proyectos sino establecer una base a partir de la cual los investigadores crearán nuevos proyectos que contemplen una de las dos líneas”, explicó Vera Oliveira, gerente de Educación Superior y Ciencias del Consejo Británico.

También durante el evento, Diêgo Lôbo, gerente de comunicaciones de la Global Health Strategies –organización que representa a la Fundación Bill & Melinda Gates en Latinoamérica−, anunció que se emitirá este mismo año una nueva convocatoria a la presentación de propuestas del programa Grand Challenge Exploration (GCE), en el área de ciencia de datos en salud materna e infantil.

Se brindará apoyo a 10 proyectos que empleen herramientas de computación para análisis y visualización de datos y generen información que pueda utilizarse en la evaluación de políticas públicas, o para la creación de programas orientados hacia la mejoría de la salud de niños y mujeres.

“La colaboración con las FAPs es sumamente importante, pues sin ellas no sería posible contar con la capilaridad necesaria como a atraer proyectos de científicos de todo Brasil”, sostuvo Lôbo.
 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares