La FAPESP lanza el Centro Brasileño para el Desarrollo de la Primera Infancia | AGÊNCIA FAPESP

La FAPESP lanza el Centro Brasileño para el Desarrollo de la Primera Infancia El objetivo de este nuevo Centro de Investigaciones Aplicadas consiste en desarrollar estudios que sirvan de apoyo a la implementación de políticas públicas. La iniciativa cuenta con la colaboración la fundación Maria Cecilia Souto Vidigal y del instituto Insper (foto: Miguel Boayayan/Pesquisa FAPESP)

La FAPESP lanza el Centro Brasileño para el Desarrollo de la Primera Infancia

18 de febrero de 2021

Por Claudia Izique  |  Agência FAPESP – La FAPESP concretó el pasado 3 de febrero la presentación del Centro Brasileño para el Desarrollo en la Primera Infancia (CPAPI), lanzado en colaboración con la fundación Maria Cecilia Souto Vidigal y con sede en el Instituto de Ensino e Pequisa (Insper), en São Paulo, Brasil.

El CPAPI –que operará bajo los mismos moldes de los diez Centros de Investigaciones en Ingeniería/Centros de Investigación Aplicada (CPE/CPA) ya puestos en marcha por la FAPESP en colaboración con empresas– tendrá la misión de realizar estudios en el área de medición del desarrollo de la primera infancia (DPI), integrar datos de DPI registrados por diferentes fuentes y organizar cursos y talleres de e-learning para profesionales del sector público y estudiantes desde la enseñanza media hasta el doctorado, referentes al impacto del DPI sobre la evolución hacia la adolescencia y la vida adulta. Para ello contará con recursos del orden de los 16 millones de reales aportados por los tres socios durante un lapso de hasta diez años.

“Concebido como un centro de investigación orientado a esa misión, el CPAPI utilizará un abordaje multidisciplinario para buscar la solución a un problema tan complejo como lo es el desarrollo en la primera infancia”, dijo Luiz Eugênio Mello, director científico de la FAPESP, durante el evento de presentación del CPAPI.

Coordinado por Naércio Menezes Filho, docente del Insper y de la Universidad de São Paulo (USP), el Centro desarrollará investigaciones que harán sus aportes para la implementación de políticas públicas y en prácticas profesionales orientadas hacia el desarrollo de los niños durante los seis primeros años de vida.

“Las acciones preventivas implementadas en esta fase pueden generar impactos que acompañarán al niño en el transcurso de su vida, no solamente en lo atinente a la salud, sino también en los aspectos conductuales, en el rendimiento escolar y en el futuro laboral”, afirmó Menezes Filho.

Una de las iniciativas del Centro consistirá en desarrollar una plataforma para almacenar la información recabada en grupos de niños y unir esos datos con registros administrativos de educación y salud.

“Empezaremos con un programa piloto en un municipio durante los primeros tres años, combinando los instrumentos disponibles, como la Libreta de Salud del Niño, con datos administrativos de salud y educación”, adelantó Menezes. La plataforma de datos con esa información estará disponible para todos los gestores del sector público que implementan los programas de visitas domiciliarias en Brasil.

El impacto de las acciones de monitoreo sobre el desarrollo infantil se evaluará mediante la aplicación de una metodología que permite comparar las diferencias entre cohortes nacidas antes y después de la intervención en el municipio con las del grupo de control en otros municipios.

El Centro también reunirá mediciones biológicas, tales como el patrón de sueño, redes neuronales funcionales, puntaje de riesgo poligénico y marcadores epigenéticos, para analizar su correlación con las mediciones de la Libreta de Salud del Niño y la evolución en el transcurso de la vida.

Adicionalmente, se concretarán intervenciones complementarias tendientes a mejorar las habilidades de los padres y de los profesionales de distintos sectores que se encuentran cerca de las familias, desde el prenatal hasta los 6 años de edad.

“Realizaremos también intervenciones con los Agentes Sanitarios y evaluaremos sus impactos sobre las mediciones de desarrollo de la primera infancia utilizando ensayos clínicos aleatorizados”, explicó Menezes.

Soluciones basadas en evidencias

La fundación Maria Cecília Souto Vidigal, socia en el proyecto, integra una coalición internacional conformada por otras seis instituciones que desde hace diez años desarrolla proyectos con el objetivo de mejorar las condiciones de desarrollo de la infancia y construir puentes entre el conocimiento científico y la sociedad. Integran esta coalición la fundación Bernard van Leer, el Center on the Developing Child, de la Universidad Harvard, el David Rockfeller Center for Latin American Studies, el Insper, el Porticus América Latina y la Facultad de Medicina de la USP.

“La ciencia es el resultado de prácticas y de investigaciones consistentes, y con el apoyo de la FAPESP podremos aplicar este saber para servir de base en la implementación de políticas públicas”, afirmó Mariana Luz, CEO de la fundación Maria Cecília Souto Vidigal, durante el evento de presentación del Centro. Luz recordó que la investigación científica contribuyó para conectar el desarrollo cognitivo y el aprendizaje en la década de 1940, por ejemplo, y en los años 1970, también para articular esos factores con teorías de la psicología. Y que ese conocimiento sirvió de base para la redacción de artículos de la Constitución Brasileña de 1988 que priorizaron la infancia; y dos años después, también para la elaboración del Estatuto del Niño y el Adolescente (ECA), que definió la diferencia entre ambos.

El Insper integra la coalición desde su creación, hace diez años. “Me convenció Jack Shonkoff [director del Center on the Developing Child de la Universidad Harvard, también presente en el evento]”, dijo Claudio Haddad, presidente del Consejo Deliberativo del Instituto. Durante la fase inicial, seminarios, workshops y otras actividades con estudiosos, personal público y liderazgos produjeron excelentes resultados. “Ahora debemos proseguir con este esfuerzo tendiente a abarcar la gestión y las políticas públicas que deben regirse por la ciencia y desarrollar soluciones basadas en evidencias.”

Para Roberta Ricardes, responsable del área técnica de Salud Infantil de la Secretaria de Salud del Estado de São Paulo, la constitución del CPAPI será “un hito”. El desarrollo infantil es una preocupación desde el comienzo de la década de 2000, cuando el tema se incorporó al Plan de Salud del Estado de São Paulo, según afirmó Ricardes. “Fue un reto enorme implementar el programa en 101 municipios del estado”, sostuvo. El programa cuenta actualmente también con la participación de profesionales del área de Educación y utiliza la Libreta de Salud del Niño para reunir información de diversas áreas implicadas.

Luego del evento de presentación del CPAPI, que también contó con la presencia de Sylvio Canuto, prorrector de Investigación de la USP, tuvo lugar un panel con el tema “Los desafíos brasileños y las perspectivas globales para el desarrollo infantil”, en el cual participaron Marcia Castro y Aisha Yousafzai, de la Universidad Harvard, y Flavio Cunha, de la Rice University, en Estados Unidos.

El video con el evento de lanzamiento del Centro y el panel se encuentran disponibles en: www.youtube.com/watch?v=lwD0lMHN-R8&feature=emb_title (vea a partir de los 05’40”).

 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares