La disminución del desmonte en la Amazonia evita 1.700 muertes por año | AGÊNCIA FAPESP

La disminución del desmonte en la Amazonia evita 1.700 muertes por año Las emisiones totales de material en partículas provenientes de incendios disminuyeron en el sudoeste de Brasil y en Bolivia en la estación seca entre 2002 y 2011, especialmente durante los años con menores índices de deforestación, apuntó el estudio (imagen: divulgación)

La disminución del desmonte en la Amazonia evita 1.700 muertes por año

08 de octubre de 2015

Por Elton Alisson

Agência FAPESP – La disminución del desmonte en la Amazonia y de las emisiones de humo de incendios en los últimos diez años ha generado una merma promedio de un 30% en la concentración de material en partículas (aerosoles), como así también de ozono, monóxido de carbono, óxido de nitrógeno y otros contaminantes atmosféricos emitidos por las quemas durante la estación seca en la región sur de Brasil y en Paraguay, el norte de Bolivia y Argentina.

Esta mejora en la calidad del aire en la zona puede estar haciendo su aporte para impedir la muerte precoz de alrededor 1.700 adultos por año en toda América del Sur.

Tal estimación surge de un estudio realizado por científicos de la Universidad de São Paulo (USP), de Brasil, en colaboración con colegas de la University of Leeds y de la University of Manchester, del Reino Unido, y del Massachusetts Institute of Technology (MIT), de Estados Unidos.

Dicho estudio, que es el resultado de los proyectos “GoAmazon: la interacción de la pluma urbana de la ciudad de Manaos con las emisiones biogénicas de la selva amazónica” y “Estudio de las propiedades fisicoquímicas de los aerosoles de incendios y del forzamiento radiactivo en el experimento SAMBBA – the South American Biomass Burning Analysis”, llevados a cabo con el apoyo de la FAPESP, salió publicado en septiembre en la versión online de la revista Nature Geoscience.

“Este estudio muestra por primera vez que la disminución del desmonte redunda en una mejora de la calidad del aire, lo cual genera una merma de las muertes ocasionadas por la exposición a la polución atmosférica en la mayor parte de América del Sur”, declaró Paulo Artaxo, docente del Departamento de Física Aplicada del Instituto de Física de la USP y uno de los autores de la investigación, a Agência FAPESP.

De acuerdo con los autores del estudio, desde 2004, Brasil ha venido logrando disminuir sustancialmente los índices de desmonte en general y del desmonte asociado con el fuego –el método más empleado para “limpiar” bosques y vegetación con el objetivo de preparar y mantener tierras para la producción agropecuaria–, responsable de la emisión de grandes cantidades de material en partículas y gases contaminantes hacia la atmósfera.

Durante el período que se extendió entre 2001 y 2012, el índice de desmonte en Brasil disminuyó aproximadamente un 40%: cayó de los 37.800 kilómetros cuadrados (km²) por año registrados entre 2002 y 2004 a 22.900 km² por año de 2009 a 2011, según destacan los autores de la investigación.

“La reducción del desmonte en la Amazonia fue producto de diversas políticas públicas acopladas, que incluyen la restricción del acceso al crédito agrícola para los que deforestan y la certificación de la carne y la soja provenientes de áreas que no desmontan”, afirmó Artaxo, quien es miembro de la coordinación del Programa FAPESP de Investigaciones sobre Cambios Climáticos Globales (PFPMCG).

Con el fin de evaluar si esta disminución en el índice de desmonte en Brasil se tradujo en una mejora de la calidad del aire y una mejoría de la salud humana en el país, los investigadores analizaron la cantidad de aerosoles emitidos por los incendios en el sudoeste de Brasil y en Bolivia entre los años de 2001 y 2012, durante la estación seca, comprendida entre los meses de agosto y octubre, cuando la concentración de material en partículas en la atmósfera es muy alta.

Las mediciones, obtenidas vía satélite y con sensores terrestres, indicaron que las emisiones totales de material en partículas ocasionadas por incendios en Brasil disminuyeron durante la estación seca en la región que concentró la mayor cantidad de quemas de la selva amazónica entre 2002 y 2011, especialmente durante los años con menores índices de desmonte.

Al combinar estos datos de observaciones de satélites con modelos atmosféricos de circulación global, los investigadores constataron que las concentraciones de aerosoles con diámetro menor que 2,5 micrones (µm) –considerados los más relevantes en términos de impactos sobre la salud– son un 30% más bajas durante la estación seca en la región sur de Brasil y en Paraguay, el norte de Bolivia y Argentina que en años con altas índices de desmonte.

“La ostensible disminución del desmonte en la Amazonia, que de un área deforestada entre 2003 y 2004 de 27.000 km² se redujo a unos 5.000 km² entre 2013 y 2014, generó una merma en la emisión de gases de efecto invernadero y de contaminantes atmosféricos de alrededor del 70%”, afirmó Artaxo.

“Mediante la combinación de mediciones vía satélite e instrumentos en suelo con modelos atmosféricos globales y de exposición de la salud, estimamos el impacto sanitario benéfico que genera esta reducción del desmonte en términos continentales”, evaluó.

Los impactos sobre la salud

Con el fin de estimar los impactos de las partículas emitidas por los incendios en la salud humana, los investigadores calcularon los índices de mortalidad precoz debido a enfermedades cardiopulmonares y cáncer de pulmón por la exposición a aerosoles con diámetro menor que 2,5 µm entre 2002 y 2011.

Los cálculos se hicieron para adultos con más de 30 años, mediante el empleo de datos epidemiológicos existentes en la literatura, explicó Artaxo.

Las estimaciones indicaron que personas más cercanas a los focos de incendios presentan mayor riesgo, pero la mayoría de las muertes precoces ocurre fuera de la Amazonia, a causa del transporte de humo hacia zonas con mayor densidad poblacional.

Con base en estas constataciones, los científicos estimaron que la reducción del 40% en los índices de desmonte en Brasil está evitando alrededor de 1.700 muertes precoces de adultos por año en toda América del Sur, en razón de la disminución de las emisiones de humos provenientes de los incendios.

“El estudio apunta la existencia un nuevo beneficio derivado de la disminución del desmonte en la Amazonia, aparte de los ya conocidos. La calidad del aire en zonas alejadas de la Amazonia ha mejorado significativamente, y así se evitó un gran número de muertes precoces, gracias a reducción de la exposición a los contaminantes atmosféricos”, afirmó Artaxo.

Los científicos subrayan que, para maximizar los beneficios que brinda la reducción del desmonte, es necesario contar con políticas destinadas a llegar al desmonte cero en todas las áreas de bosques tropicales húmedos.

“La fuerte caída del desmonte, hasta llegar a la deforestación cero, aportará beneficios extras que favorecen mucho y no sólo al medio ambiente amazónico y global, sino también a la salud de la población”, estimó.

“Debemos seguir adelante con el esfuerzo de protección de la selva amazónica, pues esto también salva vidas y ayuda en la mitigación de los cambios climáticos globales", subrayó Artaxo.

Suscriptores de la revista Nature Geosciences pueden leer el artículo intitulado “Air cuality and human health improvements from reductions in deforestation-related fires in Brazil” (doi: 10.1038/NGEO2535), de Artaxo y otros, en la siguiente dirección: www.nature.com/ngeo/index.html.

 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares