El calentamiento del sudeste brasileño fue provocado en gran medida por los GEI | AGÊNCIA FAPESP

El calentamiento del sudeste brasileño fue provocado en gran medida por los GEI Un grupo de científicos brasileños constató que el aumento de 1,1 °C en la temperatura media de esa región de Brasil entre 1955 y 2004 está relacionado fundamentalmente con el aumento de la concentración de gases de efecto invernadero, como resultado de la acción humana (foto: Wikimedia Commons)

El calentamiento del sudeste brasileño fue provocado en gran medida por los GEI

13 de febrero de 2020

Por Elton Alisson  |  Agência FAPESP – La temperatura media en el sudeste de Brasil ha venido aumentando durante las últimas décadas, lo que contribuye para elevar la frecuencia y la intensidad de eventos climáticos extremos tales como inundaciones, sequías y olas de calor.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sostiene desde hace años que, a escala global, el aumento de la temperatura media registrado durante los últimos cien años está relacionado con la elevación de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que es el resultado de acciones humanas. En tanto, a escala regional, tal como en el caso del sudeste brasileño, aún persiste una importante incertidumbre con relación a las causas. Según los expertos, factores tales como la urbanización y las modificaciones en el uso de la tierra para la producción agropecuaria, por ejemplo, también pueden tener un impacto significativo sobre la temperatura local.

Y ahora, un grupo conformado por científicos del Instituto de Astronomía, Geofísica y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de São Paulo (IAG-USP), en Brasil, y de la Universidad de Edimburgo, en el Reino Unido, ha obtenido un indicio contundente de que el aumento detectado de 1,1 °C en la temperatura de la región entre 1955 y 2004 obedece fundamentalmente al efecto invernadero.

Los resultados de este estudio, con patrocinio de la FAPESP, salieron publicados en la en la revista Geophysical Research Letters.

Este proyecto integra el Programa FAPESP de Investigaciones sobre Cambios Climáticos Globales (PFPMCG).

Y sus conclusiones se basan en observaciones climáticas de la superficie y en 34 simulaciones de la temperatura del sudeste de Brasil durante las últimas décadas, obtenidas mediante la aplicación de modelos climáticos en el marco del Proyecto de Intercomparación de Modelos Acoplados, Fase 5 (CMIPC5), utilizado por el IPCC.

Estos datos fueron sometidos a un método estadístico de detección y adjudicación de impacto de cambios climáticos que científicos franceses y canadienses desarrollaron en el año 2017.

“Este método de adjudicación, aplicado al sudeste de Brasil, se vale de información referente a la respuesta de los modelos climáticos a variaciones de la temperatura por causas naturales, por los aerosoles o por el efecto invernadero separadamente”, declaró a Agência FAPESP Humberto Ribeiro da Rocha, docente del IAG-USP y coordinador del proyecto.

Una vez que se detecta alguna variación de temperatura, se compara el aporte de las distintas causas, las naturales, por ejemplo, con la incertidumbre incluida. Entre las causas naturales cobran relieve la variabilidad de la radiación solar que llega a la tierra y los efectos de las actividades volcánicas.

“Esos fenómenos naturales controlan los climas regionales. Asimismo, todo el sistema climático se está reorganizando en razón del calentamiento global. Los océanos constituyen un gran ejemplo, ya que eventualmente se calientan sobremanera en episodios situados en ciertas regiones del planeta, lo cual tiene efectos distintos sobre los climas regionales en un continente extenso como América del Sur”, explicó Ribeiro da Rocha.

El método de adjudicación incorpora la incertidumbre de los muestreos estadísticos, la variabilidad interna de los modelos y las observaciones de superficie para dotar de un cierto grado de confianza a los resultados.

Los resultados indicaron que el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero contribuyó sustancialmente para el aumento de 1,1 °C de la temperatura de la región detectado en el período comprendido entre los años 1955 y 2004.

Los cálculos estuvieron a cargo del meteorólogo Rafael Cesario de Abreu, quien los realizó en el marco de su doctorado en el IAG-USP, que lleva adelante bajo la dirección de tesis de Ribeiro da Rocha.

“Esta constatación corrobora la hipótesis que indica que las variaciones de la temperatura están en curso y controlan fuertemente la escala regional del sudeste de Brasil siguiendo una tendencia que es global”, dijo Ribeiro da Rocha.

Faltan estudios regionales

De acuerdo con el investigador, se habían realizado anteriormente en Brasil otros estudios de detección de calentamiento a largo plazo, pero no se contaba con un resultado de adjudicación a escala regional como este del sudeste, con resultados más contundentes y que incorporasen la incertidumbre y distinguiesen entre las distintas causas. Asimismo, existen en el mundo pocos estudios regionales de detección y adjudicación de causas de cambios climáticos inducidos por el efecto invernadero antropogénico.

Los estudios anteriores se realizaron teniendo en cuenta subregiones de China, Canadá e Inglaterra, basados en métodos estadísticos similares al utilizado en el sudeste de Brasil.

Esta región es especialmente vulnerable a los cambios climáticos, toda vez que alberga más del 40% de la población brasileña y es responsable del 50% del Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil, con una amplia gama de actividades económicas, tal como lo remarcan los autores del estudio.

“En común, estos estudios muestran que el apuntamiento del IPCC en el que se consigna que la temperatura media global aumentó 0,85 °C entre 1880 y 2012 no se aplica a escala regional y fundamentalmente en lo concerniente a estudios locales tales como los de las ciudades”, afirmó Ribeiro da Rocha.

En São Paulo, por ejemplo, se registró un aumento de temperatura de aproximadamente 3 °C entre 1940 y 2010, y no se puede afirmar en forma categórica que haya sido causado predominantemente por el efecto invernadero, aseveró el investigador.

“En el área rural, existen otros factores que influyen. La deforestación de selvas y sabanas también puede explicar el aumento de la temperatura, pero confinada a efectos a escala local que, a su vez, no suele diagnosticárselos con los modelos del CMIP5-IPCC”, afirmó.

Puede leerse el artículo intitulado Attribution of detected temperature trends in Southeast Brazil (DOI: 10.1029/2019GL083003), de R. C. de Abreu, S. F. B. Tett, A. Schurer y H. R. Rocha, en la revista Geophysical Research Letters, en el siguiente enlace: agupubs.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1029/2019GL083003
 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares