Células de la sangre pueden servir de ‘termómetro’ contra el cáncer de mama | AGÊNCIA FAPESP

Células de la sangre pueden servir de ‘termómetro’ contra el cáncer de mama Un estudio mostró que los pacientes desarrollan alteraciones en un tipo de leucocitos durante los estadios iniciales de la enfermedad. Este descubrimiento abre el camino para perfeccionar el diagnóstico y el tratamiento de estos tumores (a la izquierda, una imagen comparativa del perfil de expresión de la proteína CD163 en macrófagos obtenidos a partir de monocitos de pacientes; en tanto, a la derecha, las imágenes muestran los distintos niveles de infiltración de macrófagos tumorales detectadas en muestras tisulares/ Clinical & Translational Immunology)

Células de la sangre pueden servir de ‘termómetro’ contra el cáncer de mama

14 de mayo de 2020

Por Maria Fernanda Ziegler  |  Agência FAPESP – Los pacientes con cáncer de mama sufren alteraciones en células del sistema inmunológico –presentes en la sangre– desde los estadios iniciales de la enfermedad, según se revela en un estudio publicado en la revista Clinical &Translational Immunology

Según los autores, este descubrimiento puede contribuir en el futuro tanto en la detección temprana de tumores agresivos como para perfeccionar intervenciones personalizadas en inmunoterapia.

Esta investigación se llevó a cabo durante el doctorado de Rodrigo Nalio Ramos, becario de la FAPESP, en el marco de una pasantía de investigación realizada en la Université Claude Bernard Lyon 1, de Francia. El trabajo fue dirigido por el investigador francés Christophe Caux y por el brasileño Jose Alexandre Marzagão Barbuto, docente del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de São Paulo (ICB-USP). 

“Es probable que las células de la sangre conocidas como monocitos puedan aplicarse como ‘termómetros’ de la enfermedad. Al menos esto fue lo que verificamos en pacientes con cáncer de mama”, declaró Ramos a Agência FAPESP

Tal como explicó el investigador, los monocitos constituyen un tipo de leucocitos o glóbulos blancos cuya función consiste en patrullar el organismo y detectar potenciales amenazas, tales como virus, bacterias y células tumorales. Se los elabora en la médula ósea y, al cabo de algunas horas estando presentes en la circulación, se dirigen hacia otros tejidos, donde se transforman en macrófagos (las células que “ingieren” y destruyen los cuerpos extraños que ingresan al organismo) o en células dentríticas (responsables de llevar información sobre el antígeno que será combatido a las estructuras del sistema inmunológico responsables de la producción de anticuerpos específicos).

En el estudio, los investigadores extrajeron monocitos de la sangre de pacientes con cáncer de mama e intentaron diferenciarlos en el laboratorio en macrófagos proinflamatorios, los encargados de indicarle al sistema inmunológico la necesidad de enviar refuerzos al sitio del tumor. Las células se extrajeron de 44 muestras de sangre provenientes de pacientes con cáncer de mama atendidos en Francia y en el Hospital Pérola Byington, en Brasil, aparte de otras 25 muestras de individuos sanos que hicieron las veces de grupo de control. 

“Utilizamos un cóctel de citoquinas [moléculas con capacidad de modular el sistema inmunológico] para intentar inducir a los monocitos a diferenciarse en macrófagos proinflamatorios. Este tipo de células es responsable teóricamente de la señalización al organismo y de la eliminación del cáncer. Pero en alrededor del 40% de los pacientes con cáncer, los monocitos fallaron a la hora de efectuar esta transformación y exhibieron un perfil muy parecido a de los macrófagos intratumorales asociados a un mal pronóstico”, comentó Ramos.

Al analizar la expresión de los genes en los monocitos, es decir, qué ARNs mensajeros estaban elaborándose en esas células, los investigadores detectaron la existencia de varias vías de señalización alteradas, incluso en los pacientes cuyas células se transformaron en macrófagos de manera análoga a la de los donantes sanos.

“Esto confirma que el cáncer no es tan solo una enfermedad local, no afecta únicamente a la mama, sino también a las células en forma sistémica. Cuando las células de defensa van a la sangre, ya están alteradas”, dijo Barbuto a Agência FAPESP

Los investigadores aún no saben explicar con precisión de qué manera interfiere el tumor en el sistema inmunológico. “Una posibilidad reside en la secreción de factores [proteínas con función moduladora] en la sangre. Otra hipótesis, de verificación más compleja, sería un efecto sistémico vía médula ósea. En este caso, la enfermedad podría estar afectando a las células precursoras de los monocitos”, dijo Ramos. 

Según el investigador, el cáncer puede desarrollarse muy lentamente, durante años. “De lograr observar esas señales de alteración en los monocitos al comienzo del proceso, cuando no existen signos de la enfermedad, quizá sea posible solicitar análisis complementarios y verificar si algo anda mal”, añadió el investigador. 

Puede leerse el artículo intitulado CD163+ tumor-associated macrophage accumulation in breast cancer patients reflects both local differentiation signals and systemic skewing of monocytes (doi: 10.1002/cti2.1108), de Rodrigo Nalio Ramos, Céline Rodriguez, Margaux Hubert, Maude Ardin, Isabelle Treilleux, Carola H Ries, Emilie Lavergne, Sylvie Chabaud, Amélie Colombe, Olivier Trédan, Henrique Gomes Guedes, Fábio Laginha, Wilfrid Richer,  Eliane Piaggio, Jose Alexandre M Barbuto, Christophe Caux, Christine Ménétrier-Caux y Nathalie Bendriss-Vermare en el siguiente enlace: onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/cti2.1108
 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares