Una startup brasileña desarrolla un aparato de esterilización remota de ambientes | AGÊNCIA FAPESP

Una <i>startup</i> brasileña desarrolla un aparato de esterilización remota de ambientes Es una tecnología que opera mediante radiación UVC, con capacidad para inactivar al nuevo coronavirus. La empresa BioLambda contó con el apoyo de la FAPESP y trabajó en colaboración con el Hospital Israelita Albert Einstein (foto: BioLambda)

Una startup brasileña desarrolla un aparato de esterilización remota de ambientes

25 de marzo de 2021

Por Elton Alisson  |  Agência FAPESP – La startup BioLambda, con sede en São Paulo, Brasil, desarrolló en colaboración con el Hospital Israelita Albert Einstein −uno de los mayores centros hospitalarios privados del país− un aparato móvil operado en forma remota con capacidad para esterilizar ambientes mediante radiación ultravioleta C (UVC) en un lapso de entre tres y seis minutos.

Este aparato se diseñó originariamente para su utilización en ambientes hospitalarios tales como habitaciones de internación, quirófanos, laboratorios de análisis clínicos, servicios de urgencias, ambulancias y lugares de ingreso de pacientes y de extracción de muestras para la realización de análisis. Pero también podrá utilizárselo para descontaminar oficinas, industrias alimenticias e incluso contenedores destinados a la exportación de alimentos procesados o in natura antes de su embarque.

Aparte de la acción germicida, la radiación UVC que el aparato emite posee la capacidad de inactivar al nuevo coronavirus, afirma Caetano Sabino, fundador de la empresa.

“Las pruebas realizadas en el laboratorio de bioseguridad de nivel 3 [NB3] mostraron que incluso el aparato con menor potencia que habíamos desarrollado antes, que es un descontaminador portátil de superficies, es capaz de eliminar el 99 % de la carga de coronavirus en menos de un segundo”, dice Sabino.

Este aparato integra una línea de equipo de descontaminación de superficies, del aire, de ambientes y de mascarillas de protección N95 o de tela que la empresa desarrolló con el apoyo del Programa FAPESP de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE) (lea más en: agencia.fapesp.br/34532/). 

El proyecto del aparato surgió en el marco de una convocatoria del Hospital Israelita Albert Einstein. Al comienzo de la pandemia de COVID-19, el equipo de apoyo asistencial de dicha institución empezó a buscar en el mercado equipos de esterilización de ambientes mediante UVC con el objetivo de brindar ayuda en el proceso manual de limpieza de habitaciones reservadas para la atención de pacientes con sospecha o con confirmación de la enfermedad.

“El proceso manual de limpieza es de por sí muy eficiente, toda vez que elimina hasta un 92 % de las unidades formadoras de colonias de microorganismos. El objetivo de emplear la tecnología UVC consiste en complementarlo para aportarle mayor seguridad y eficiencia”, explica Luiz Moreira, coordinador del área de gobernanza y hospitalidad y gerente interino del área de apoyo asistencial del Hospital Israelita Albert Einstein.

Al empezar a utilizar aparatos para la esterilización con UVC adquiridos inicialmente a otros proveedores, los profesionales de la institución detectaron la oportunidad de mejorar el desempeño y la empleabilidad de esta tecnología. Como no hallaron en el mercado fabricantes que pudiesen contemplar los requisitos que estipularon, sellaron una colaboración con BioLambda, firma que forma parte de Eretz.bio, la incubadora de startups del Hospital Israelita Albert Einstein.

“Estábamos buscando una empresa dispuesta a aportar una experiencia con esterilización mediante UVC que pudiera sumarse a la de un ejecutor de la tecnología para desarrollar un producto exclusivo, con una aplicación más rápida”, afirma Moreira.

Los aparatos que la institución compró inicialmente tardaban diez minutos para concluir la aplicación de UVC en un ambiente, en promedio. Al aumentar la cantidad de lámparas y la potencia, el aparato desarrollado por BioLambda redujo ese tiempo a cinco minutos.

“Solicitamos una serie de ajustes con miras a disminuir no solo el tiempo de uso del aparato, algo que es sumamente importante para potenciar la operación del aparato, sino también para volverlo más usual y seguro”, dice Moreira.

BioLambda desarrolló el artefacto en aproximadamente tres meses en colaboración con el equipo del área de apoyo asistencial del hospital.

Las pruebas se realizaron inicialmente en cuatro camas del hospital. Para evaluar la efectividad del aparato en la eliminación de microorganismos, se efectuaron conteos de unidades formadoras de colonias antes de la higienización manual de la habitación, después de dicho proceso y tras la aplicación de la radiación UVC. Los resultados mostraron que, junto a la higienización manual, la esterilización con radiación UVC elimina un 99,9 % de los microorganismos vivos del ambiente.

En tanto, en las pruebas operativas se evaluó la facilidad de uso del aparato por parte del personal de limpieza del hospital.

“Tras la higienización de una habitación hospitalaria, la persona encargada de su limpieza lleva el aparato dentro, lo enciende y sale para que el aparato ejecute de manera autónoma los procedimientos de desinfección mediante radiación UVC”, explica Sabino.

Alta potencia

El aparato es retráctil, en formato de telescopio, con una base fija y dos módulos internos que se expanden y quedan expuestos en el momento en que se acciona el equipo.

Al activárselo, el artefacto emite una alarma sonora y otra luminosa para que las personas que eventualmente se encuentren en el ambiente salgan, a los efectos de evitar exponerse a la luz ultravioleta.

“La luz ultravioleta con longitudes de onda superiores a los 180 nanómetros puede causar efectos adversos para la salud, tales como daños en los ojos, cáncer de piel y envejecimiento. Por este motivo, los rayos ultravioleta C nunca deben aplicarse directamente sobre la piel y sobre los ojos de seres vivos”, advierte Sabino.

Aparte de la alarma sonora y luminosa y los sensores de presencia, el aparato también posee un sistema de seguridad compuesto por una placa –similar a las utilizadas para indicar que el piso de un determinado ambiente está mojado–, que se pone al lado de la puerta del espacio que se esterilizará.

Dicha placa cuenta con cuatro sensores de contacto con la puerta y un tablero electrónico que indica el tiempo de conclusión del proceso de desinfección una vez que se enciende el aparato. La misma activa al aparato al disponérsela sobre la superficie de la puerta del ambiente que se desinfectará. Si durante ese procedimiento se abre la puerta, se interrumpe el proceso de desinfección.

“Estamos desarrollando un modelo final de la placa con un sistema touch screen para el control de funciones del aparato, tales como el tiempo de funcionamiento y de espera para la evacuación del ambiente y el volumen de la alarma sonora. Hay lugares en los cuales se desea que dicha alarma sonora sea alta para que las personas no entren al recinto, pero hay otros donde no es deseable un ruido alto que pueda molestar a los pacientes, por ejemplo”, dice Sabino.

Uno de los factores que hacen posible la rapidez en la desinfección de ambientes es la potencia eléctrica, de 2.000 vatios (W). De esta forma, es posible descontaminar un ambiente de 30 metros cuadrados en hasta cinco minutos, con la rapidez requerida en un ambiente hospitalario, por ejemplo.

“La descontaminación de una habitación de internación debe ser muy rápida, pues el tiempo de cambio de pacientes –entre el alta de uno y el ingreso de otro– también es corto y tarda entre 30 y 40 minutos”, afirma Sabino.

“Con los aparatos convencionales de descontaminación mediante radiación UVC, este proceso tardaría hasta una hora para terminar, y eso sin contar el tiempo necesario para la higienización y el cambio de sábanas”, compara.

Aparte de habitaciones de internación, el Hospital Israelita Albert Einstein está utilizando este aparato para la esterilización de ambulancias y salas de hemodiálisis. La institución también pretende evaluar su uso para la desinfección de quirófanos.

Inicialmente, el hospital adquiriría entre ocho y diez aparatos para su empleo en su unidad del barrio de Morumbi, en la ciudad de São Paulo. BioLambda espera vendérselo también a otros hospitales a un costo unitario de aproximadamente 50 mil reales.
 

 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares