Sin un manejo adecuado, los incendios en áreas naturales se intensificarán en Brasil, advierte un estudio | AGÊNCIA FAPESP

Sin un manejo adecuado, los incendios en áreas naturales se intensificarán en Brasil, advierte un estudio Fuego controlado en el Área de Protección Ambiental de Jalapão, en el estado de Tocantins. (foto: Vânia Pivello/IB-USP)

Sin un manejo adecuado, los incendios en áreas naturales se intensificarán en Brasil, advierte un estudio

12 de agosto de 2021

André Julião | Agência FAPESP – La llegada de la estación seca en julio disparó las alarmas referentes a la posibilidad de que haga eclosión una nueva ola de incendios en áreas naturales en Brasil. Para evitar tragedias como la que sucedió en el Pantanal en 2020, cuando se quemó casi el 30 % de dicho bioma, los científicos advierten acerca de la necesidad de llevar a cabo un manejo adecuado de las áreas más propensas a quemarse en el país. Esta recomendación forma parte de un estudio que contó con el apoyo de la FAPESP y que salió publicado en la revista Perspectives in Ecology and Conservation.

“Los incendios en el Pantanal constituyeron algo totalmente sin precedentes. Quedó aún más clara la necesidad de llevar adelante una gestión integrada del fuego en Brasil, basada en las evidencias científicas”, comenta Vânia Pivello, docente del Instituto de Biociencias de la Universidad de São Paulo (IB-USP) y primera autora del artículo.

El trabajo contó con el patrocinio de la FAPESP en el marco del Programa de Investigaciones en Caracterización, Conservación, Restauración y Uso Sostenible de la Biodiversidad (BIOTA). También hubo una financiación mediante un proyecto vinculado al Programa de Investigaciones sobre Cambios Climáticos Globales (PFPMCG).

“Entendemos que existen varios problemas que están produciéndose al mismo tiempo. Uno de ellos es climático: la disminución de las lluvias. Otro es la carencia de inspecciones y de estructura adecuada en los organismos ambientales. Ha habido un desmonte de los organismos ambientales, fundamentalmente durante los últimos años, que les quitó poder a quienes se encuentran en el campo y que deben tomar decisiones a la hora de combatir el fuego. Y un tercer problema es el uso de la tierra. Como no se hacen exhaustivas inspecciones, se queman áreas destinadas a los cultivos o de pasturas sin el debido cuidado, y el fuego se extiende a otros lugares accidentalmente. De no tomarse medidas, pueden repetirse las tragedias este año”, le dice la investigadora a Agência FAPESP. Ante la consulta para la elaboración de este artículo, el Ministerio del Medio Ambiente de Brasil no se manifestó.

Los autores del estudio llaman la atención al respecto de las particularidades de los biomas brasileños con relación al fuego y acerca de cómo es posible utilizarlo a favor de los pastizales naturales y las sabanas (la Pampa y el Cerrado), mientras que los bosques tropicales (la Amazonia y el Bosque Atlántico) son sumamente vulnerables a los incendios, que deben evitarse a toda costa.

En el Cerrado y en la Pampa, los incendios naturales causados por los rayos hicieron que la vegetación evolucionase junto con el fuego. Las plantas herbáceas, que componen la mayor parte de la biodiversidad en esos ambientes, florecen o brotan justamente después de los incendios. En ese contexto, la política de “fuego cero”, implementada en Brasil desde los tiempos del Imperio, termina por contribuir indirectamente con las extinciones y con el surgimiento de grandes incendios.

Esta comprensión empezó a cambiar en la década de 1970, con los trabajos pioneros del biólogo Leopoldo Magno Coutinho (1934-2016), docente del IB-USP. Las investigaciones de Magno Coutinho mostraron que la supresión total del fuego en esos lugares hace que se acumule que una gran cantidad de materia orgánica, que sirve de combustible de incendios mucho mayores que los que ocurrirían naturalmente.

“En el caso del Pantanal, esas áreas de praderas normalmente están rodeadas de agua. Con las grandes sequías que se han venido registrando en la zona durante los últimos años, los ríos quedaron con menos agua y las pocas áreas anegadas no lograron detener el fuego, que se propagó”, explica Pivello.

Un manejo integrado

Desde el año 2014, Brasil lleva adelante una estrategia denominada Manejo Integrado del Fuego (MIF). En algunas unidades de conservación del Cerrado, los incendios controlados durante la época húmeda, entre mayo y junio, reducen la cantidad de material de fácil combustión y disminuyen el riesgo de incendios forestales en la época seca, a partir de julio. Así y todo, esta estrategia no se ha implementado a gran escala en el país. Un proyecto de ley que regula lo que sería la Política Nacional de Manejo Integrado del Fuego se encuentra en compás de espera en el Congreso desde 2018. Asimismo, el MIF no se aplica en áreas privadas, que corresponden al 44,2 % de las tierras en Brasil.

Los investigadores señalan la necesidad de desarrollar una estrategia general clara para abordar los incendios también en esas tierras, mediante la autorización de su uso controlado cuando sea beneficioso y evitándolos cuando los efectos negativos sean mayores.

El Parque Nacional de Siempre Vivas, en la región de Diamantina, Minas Gerais, es un ejemplo de aplicación de esta estrategia. Las siempre vivas son pequeñas flores típicas de la zona y constituyen fuentes de subsistencia para los habitantes locales, que llevan a cabo junto al Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad (ICMBio) el manejo de estas plantas mediante el empleo del fuego. Se cree que este estimula la producción de más flores.
“Pero es sumamente importante verificar cómo utilizar ese fuego y la cantidad de flores que pueden retirarse para asegurar la continuidad de todas las especies”, destaca Pivello.

Otras unidades de conservación del Cerrado donde las quemas controladas ayudan a evitar incendios son el Área de Protección Ambiental de Jalapão y la Estación Ecológica Serra Geral, ambas en el estado de Tocantins, y los parques nacionales de Chapada das Mesas, en el estado de Maranhão, y de Chapada das Emas y de Chapada dos Veadeiros, en el estado de Goiás (lea más en: https://revistapesquisa.fapesp.br/es/para-recomponer-el-cerrado/).

“Pero incluso los ecosistemas adaptados responden de distintas maneras al fuego. Hay una serie de criterios que determinan si una quema será buena o mala para una determinada área. Y el hombre está alterando los regímenes de fuego”, dice la investigadora.

Los incendios naturales ocurren en un lapso de tiempo de algunos años, y generalmente comienzan con la caída de los rayos durante las lluvias del comienzo del verano. En esa época, la vegetación se encuentra más húmeda y el fuego no se propaga, sino que forma mosaicos de áreas verdes y áreas quemadas, y así favorece la biodiversidad.
Cuando la quema es provocada por el hombre anualmente, y más aún durante la estación seca, pueden desatarse incendios de grandes proporciones que amenazan a la biodiversidad e incluso a la salud humana.

Por eso, la idea de este trabajo consiste en llegar no solamente a la comunidad científica, sino también a los gestores y a los formuladores de políticas públicas. Para ayudar a evitar que nuevas tragedias como la del Pantanal se repitan y para poner en práctica acciones preventivas, los investigadores ponen a disposición no solamente el artículo en acceso abierto, sino también un sumario ejecutivo en portugués que resume las principales informaciones necesarias para la toma de decisiones.

El referido sumario puede bajarse en el siguiente enlace: https://bit.ly/3ycbhlC.

En tanto, el artículo intitulado Understanding Brazil’s catastrophic fires: Causes, consequences and policy needed to prevent future tragedies, de Vânia R. Pivello, Ima Vieira, Alexander V. Christianini, Danilo Bandini Ribeiro, Luciana da Silva Menezes, Christian Niel Berlinck, Felipe P.L. Melo, José Antonio Marengo, Carlos Gustavo Tornquist, Walfrido Moraes Tomas y Gerhard E. Overbeck, se encuentra accesible en siguiente vínculo: www.perspectecolconserv.com/en-understanding-brazils-catastrophic-fires-causes-avance-S2530064421000560.

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares