Inversiones en investigación científica aumentan la productividad de la agricultura | AGÊNCIA FAPESP

Inversiones en investigación científica aumentan la productividad de la agricultura Un estudio indica que cada real invertido de recursos públicos en estudios, educación superior y extensión rural en el sector agropecuario redunda en un retorno de entre 10 y 12 reales a la economía de São Paulo, en Brasil (foto: José Reynaldo da Fonseca/ Wikimedia Commons)

Inversiones en investigación científica aumentan la productividad de la agricultura

29 de septiembre de 2016

Por Elton Alisson  |  Agência FAPESP – Cada real invertido de recursos públicos en investigación científica, educación superior y transferencia de conocimiento (extensión rural) en el sector agropecuario del estado de São Paulo, en Brasil, redunda en un retorno de entre 10 y 12 reales a la economía del estado –traducido en aumento de facturación del área–, o en una contribución de 5 reales al Producto Interno Bruto (PIB) agrícola de São Paulo.

Estas estimaciones son producto de la investigación intitulada “La contribución de la FAPESP al desarrollo de la agricultura en el estado de São Paulo”, que contó con el apoyo por la Fundación.

“Las inversiones públicas en investigación científica, educación y extensión en agricultura deben estar incluidas entre las prioridades del estado de São Paulo, en razón de su alto retorno a la economía y su aporte al PIB paulista”, declaró Paulo Fernando Cidade de Araújo, docente de la Escuela Superior de Agricultura “Luiz de Queiroz” de la Universidad de São Paulo (Esalq-USP) y coordinador del estudio, a Agência FAPESP.

“El PIB de los agronegocios del estado de São Paulo –que contempla la producción agropecuaria, la producción de insumos, la agroindustria y los servicios– fue de 213 mil millones de reales en 2013 –un valor correspondiente al 15% del producto interno bruto del estado– y generó alrededor de un 17% de los puestos de trabajo formales ese mismo año”, señaló Cidade de Araújo.

En colaboración con pares de la Facultad de Economía, Administración y Contabilidad (FEA) de la USP de Ribeirão Preto, del Instituto de Economía Agrícola (IEA) de la Secretaría de Agricultura y Abastecimiento del Estado de São Paulo, de la Esalq, de las universidades Federal de Santa Catarina (UFSC), Estadual del Oeste de Paraná (Unioeste) y de Brasilia (UnB), además del Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea) y de las empresas de consultoría MB Associados y MB Agro, el investigador llevó a cabo durante los últimos tres años un amplio estudio sobre la evolución del sector agropecuario de estado de São Paulo entre 1970 y 2014.

Algunos de los temas analizados fueron el aporte de la agricultura al desarrollo económico paulista, las transformaciones económicas que acompañaron el crecimiento del sector en el estado durante los últimos años y la eficiencia técnica de la producción de caña de azúcar.

Asimismo, también se estimó el retorno económico de las inversiones públicas en capital humano en la producción agropecuaria del estado de São Paulo entre 1981 y 2013, realizadas por instituciones como la FAPESP.

Para elaborar estas estimaciones, los investigadores mapearon y analizaron inicialmente la producción y los gastos con insumos en la agricultura paulista durante el período, para detectar incrementos de productividad obtenidos en el sector teniendo en cuenta no solamente el aumento de la cantidad de insumos utilizados, sino también las inversiones en investigación científica, educación superior y extensión rural, entre otras, que les permiten a los agricultores producir más con menos recursos productivos.

Los análisis indicaron que entre 1970 y 2014, la agricultura paulista obtuvo un incremento de productividad total del 2,62% al año debido a factores no relacionados con el aumento de la cantidad de insumos utilizados, lo que se conoce en Economía como Productividad Total de los Factores de Producción (PTF). Y que a partir de 1994, el incremento de productividad del sector fue mayor y trepó al 3,18% anual.

“Utilizando la misma cantidad de insumos que se usaban en años anteriores, el sector agropecuario paulista pasó a producir mucho más en razón de una combinación de factores tales como las inversiones públicas en investigación científica, educación superior y extensión rural”, apuntó Cidade de Araújo.

Aporte

Con el objetivo de estimar la participación específica de las inversiones públicas en investigación científica, educación superior y extensión rural en los incrementos de productividad obtenidos por el sector de producción agropecuaria paulista entre 1981 y 2013, los investigadores efectuaron primeramente un mapeo de las erogaciones realizadas con esas finalidades por las instituciones relacionadas durante el mencionado período.

Ese estudio indicó que, entre 1981 y 2013, las inversiones promedio anuales en investigación en el área agropecuaria, a cargo de instituciones tales como la FAPESP, la Agencia Paulista de Tecnología de Agronegocios (Apta) y la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), totalizaron 417,81 millones de reales.

Específicamente, las inversiones públicas en educación superior –orientada a la formación de profesionales e investigadores en el área– realizadas en idéntico período por universidades como la USP, la de Campinas (Unicamp) y la Estadual Paulista (Unesp) fueron en promedio de 415,36 de reales millones anuales.

Y las inversiones en extensión rural de instituciones como la Coordinación de Asistencia Técnica Integral (Cati) fueron de aproximadamente 302,1 millones de reales anuales.

Con base en estos valores, los investigadores elaboraron modelos estadísticos con el objetivo de estimar los efectos de un aumento porcentual en las inversiones en capital humano sobre la productividad total de la producción agropecuaria paulista, y el retorno económico por cada real adicional invertido en el sector con ese fin.

Los resultados de las proyecciones indicaron que un aumento del 10% en los gastos en investigación científica, educación superior y extensión rural redunda en un incremento del 4,8% en la productividad agropecuaria.

Y que cada real de inversión en capital humano resulta en un aumento de aproximadamente 12 en el valor de la producción agropecuaria paulista cuatro años después del aporte de los recursos.

“La magnitud del retorno económico de las inversiones públicas en capital humano en la producción agropecuaria paulista indica algo similar al retorno obtenido en países como Estados Unidos, donde cada dólar invertido en el sector agrícola generó en el pasado un aumento de facturación equivalente a 13 dólares”, comparó Cidade de Araújo.

Sistemas complementarios

Los investigadores destacan en el estudio que el estado de São Paulo posee una capacidad instalada diversificada y de calidad tanto en enseñanza superior como en investigación y en extensión rural, y que la interconexión entre estos tres sistemas aporta grandes beneficios al sector agropecuario paulista.

De las instituciones públicas de educación superior presentes en el estado de São Paulo –tales como la USP, la Unicamp, la Unesp y la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar)– han egresado buenos profesionales, y las mismas han invertido de manera consistente en investigación y desarrollo en la agricultura paulista.

Asimismo, las instituciones privadas de enseñanza superior se encuentran atravesando una etapa de rápido crecimiento, formando recursos humanos en Ciencias Agrarias y áreas afines, según apuntan los investigadores.

“Actualmente existen 51 carreras de grado en Ciencias Agrarias que se dictan en instituciones privadas de educación superior del estado de São Paulo, en las cuales se han graduado 1.646 profesionales en Medicina Veterinaria y Agronomía en los últimos años; pero han invertido poco en investigación”, afirmó Cidade de Araújo. “Así y todo, algunas han empezado a hacer investigación con el apoyo de agencias de fomento como la FAPESP”, señaló.

La Fundación invirtió 3400 millones de reales en investigaciones en el área de Ciencias Agrarias y afines entre 1981 y 2013.

Entre los temas más investigados en el marco de los proyectos que contaron con el apoyo de la FAPESP durante el mencionado período se encuentran la ganadería (lechera y de corte) y la caña de azúcar, que ostentaron respectivamente un 12,8% y un 4,9% del total de los recursos destinados a la investigación en Ciencias Agrarias y áreas afines por la institución entre 1981 y 2013.

“Las inversiones en investigación en el sector agropecuario realizadas por la FAPESP son de suma importancia”, sostuvo.

 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares