Empresas desarrollan un sistema remoto de detección de la fiebre en quienes ingresan a los hospitales | AGÊNCIA FAPESP

Empresas desarrollan un sistema remoto de detección de la fiebre en quienes ingresan a los hospitales Es una tecnología de inteligencia artificial desarrollada por una startup paulista con el apoyo de la FAPESP y que ya se aplica en el Hospital Israelita Albert Einstein con el objetivo de disminuir riesgo de contagio del nuevo coronavirus (imagen: Hoobox)

Empresas desarrollan un sistema remoto de detección de la fiebre en quienes ingresan a los hospitales

30 de abril de 2020

Por Elton Alisson  |  Agência FAPESP – A los pacientes que llegan al Hospital Israelita Albert Einstein, en São Paulo, se les toma la temperatura automáticamente a distancia mediante el empleo de un sistema de visión computacional instalado en un tótem situado cerca de la recepción.

Este sistema, compuesto por una cámara termográfica y algoritmos de reconocimiento facial, escanea el rostro y toma la temperatura en forma automatizada. Al detectar que el paciente está con fiebre –uno de los síntomas de COVID-19–, la tecnología de inteligencia artificial envía una señal de alerta vía smartphone al equipo de enfermería de guardia, a los efectos de poner rápidamente en acción el protocolo de triaje y aislamiento, de modo tal de evitar la posibilidad de contagio del virus SARS-CoV-2 en el ambiente hospitalario.

El sistema, al que se le dio el nombre de Fevver (en alusión a la palabra fiebre en inglés, con dos letras v), fue un desarrollo conjunto de dos startups paulistas de inteligencia artificial: Hoobox y Radsquare, alojadas en Eretz.bio, la incubadora de startups del Hospital Albert Einstein. Hoobox cuenta con el apoyo del Programa FAPESP de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE). 

“Sabíamos que si juntásemos las tecnologías que desarrollamos lograríamos detectar la fiebre con alta precisión”, declaró a Agência FAPESP Paulo Gurgel Pinheiro, CEO de Hoobox.

Fevver se encuentra actualmente en fase de escalonamiento. El dispositivo se basa en una tecnología de detección de faces desarrollada por Hoobox en el marco de un proyecto apoyado por el PIPE-FAPESP (lea más en: agencia.fapesp.br/29878/).  

Para detectar la fiebre, en una primera etapa esta tecnología identifica el rostro y extrae puntos de los rincones situados alrededor de los ojos con alta precisión, descartando ruidos fisiológicos como el sudor.

Mediante una tecnología de análisis de detección térmica de radiación de energía infrarroja (termografía) desarrollada por Radsquare, se toma la temperatura en los rincones de los ojos, donde están localizados los conductos lagrimales.

“Como son estructuras sin cobertura epidérmica [de piel], tienen un humedad relativamente estable y está situadas vascularmente muy cerca del cerebro –donde se ejecuta el control térmico corporal–, los conductos lagrimales son los sitios ideales para analizar la temperatura corporal por termografía”, explica Felipe Brunetto Tancredi, CSO de Radsquare, quien contó con el apoyo de la FAPESP en un proyecto de investigación sobre imágenes mediante resonancia magnética. 

Si se detecta que el paciente está con fiebre, el sistema le toma una foto y genera una notificación que le es remitida al equipo de enfermería o a la recepción del hospital para que se lo identifique fácilmente.

“El sistema permite detectar la fiebre de una gran cantidad de pacientes de manera mucho más rápida que los métodos convencionales y sin necesidad de contar con un operador”, compara Pinheiro.

“Esto es especialmente importante en una situación como la de la pandemia de COVID-19 que estamos atravesando, cuando muchos pacientes con síntomas de la enfermedad requieren atención al mismo tiempo”, sostiene.

En razón de los resultados alcanzados, este sistema será instalado también en otros sectores del Hospital Albert Einstein con el objetivo de tomarles la temperatura a los visitantes y al personal de la institución.

“Esta tecnología resulta sumamente útil para efectuar triajes de manera muy rápida y orientar a las personas que están con fiebre y eventualmente con COVID-19 a que se dirijan a un espacio adecuado. Esto aumenta la seguridad no solamente de los pacientes, sino también la del personal del hospital”, dice José Cláudio Cyrineu Terra, director de innovación del Hospital Albert Einstein.

La idea de los investigadores es que este sistema también pueda utilizarse en los hospitales de campaña que empezaron a funcionar durante los últimos días en diferentes zonas de Brasil y en hospitales de la red sanitaria pública.

Con todo, la mayor demanda de este sistema proviene de industrias interesadas en monitorear la temperatura de su personal con el objetivo de disminuir el riesgo de transmisión del virus en el ambiente de trabajo.

“Nuestro desafío ahora consiste en que esta tecnología se vuelva altamente escalable para que pueda tener aplicación en diversos sectores”, afirma Pinheiro.
 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares