Descubren nuevas especies de animales marinos en la costa de Brasil | AGÊNCIA FAPESP

Descubren nuevas especies de animales marinos en la costa de Brasil Investigadores identificaron 18 especies de la fauna marítima que miden menos de medio milímetro y viven entre los granos de sedimentos del mar (foto: Rick Hochberg)

Descubren nuevas especies de animales marinos en la costa de Brasil

27 de noviembre de 2014

Por Elton Alisson

Agência FAPESP – Científicos de Brasil y del exterior descubrieron 18 especies de animales integrantes de la llamada meiofauna (la fauna compuesta por organismos que miden menos de medio milímetro y que viven entre los granos de sedimentos del mar) en el litoral brasileño.

De las 18 nuevas especies identificadas, 15 se descubrieron durante un workshop sobre taxonomía y diversidad de la meiofauna brasileña, que se realizó en octubre de 2012 en el Centro de Biología Marina (Cebimar) de la Universidad de São Paulo (USP), con sede en la localidad de São Sebastião, en el litoral paulista, con el apoyo de la FAPESP.

Las especies de animales se describieron en una edición especial de la revista Marine Biodiversity dedicada al evento, que acaba de publicarse ahora.

“La idea del workshop fue impulsar un intercambio entre científicos brasileños e internacionales expertos en meiofauna, una diversidad que ha sido poco estudiada y explorada en el mundo, en razón de la falta de taxónomos especializados en los distintos grupos de esos animales”, declaró Gustavo Fernandes Camargo Fonseca, docente del Instituto del Mar de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), a Agência FAPESP.

“Durante las dos semanas de duración del encuentro, los científicos recolectaron conjuntamente materiales en los alrededores del Cebimar. Esa colaboración resultó no sólo en el descubrimiento de 15 especies de animales de la meiofauna, sino también en la capacitación de investigadores en las diferentes metodologías empleadas actualmente en el área”, evaluó Fernandes Camargo Fonseca, quien llevó adelante un proyecto mediante una ayuda del programa Jóvenes Investigadores en Centros Emergentes de la FAPESP.

De acuerdo con el profesor, la meiofauna comprende al menos 25 filos del reino animal, y puede llegar a densidades que superan el millón de ejemplares por metro cuadrado.

Las 18 especies nuevas que figuran en la edición especial de la revista abarcan a algunos de esos diferentes grupos, tales como el de los gusanos milimétricos conocidos como nematodos, y otros filos menores. “Se estima en un millón la cantidad de especies de nematodos existentes, y de éstas, tan sólo 30 mil aproximadamente han sido descritas hasta ahora”, dijo Fernandes Camargo Fonseca.

En la revista, un grupo de científicos del Departamento de Biología de la Ghent University, en Bélgica, describió en un artículo dos nuevas especies tropicales del género Rhynchonema Cobb, perteneciente al filo nematodo.

Denominadas Rhynchonema cemae sp.n. y R. veronicae sp. n., dicha nuevas especies fueron halladas en el istmo de Olinda, en Pernambuco, y son las primeras del género Rhynchonema detectadas en el lado oriental de América del Sur.

“La idea de la edición especial de la revista no apuntaba a restringirse a datos sobre la meiofauna brasileña obtenidos durante el workshop. Por eso se incluyeron otros descubrimientos recientes realizados por científicos que participaron en el encuentro”, dijo Fernandes Camargo Fonseca, uno de los autores del editorial de la revista, junto a Jon Norenburg, investigador del Smithsonian National Museum of Natural History, de Estados Unidos, y Maikon Di Domenico, quien realiza su posdoctorado en el Instituto de Biología de la Universidad de Campinas (Unicamp) con beca de la FAPESP.

Los 15 animales bentónicos descubiertos durante el encuentro pertenecen a los filos Gastrothicha, Kinorhyncha, Platyhelminthes y Rhadbocoela.

Investigadores de la University of Massachusetts en Lowell, Estados Unidos, hallaron dos animales del filo Gastrothicha en Ilha do Tamanduá, en la localidad de Caraguatatuba, mientras que en la costa de Bahía hicieron lo propio científicos de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), en colaboración con colegas de la Università di Urbino, Italia, y de la Universidad Federal de los Valles de Jequitinhonha y Mucuri, Brasil.

En tanto, un investigador del Museo de Historia Natural de Dinamarca y de la University of Copenhagen descubrió tres de las primeras especies de animales del filo Kinorhyncha en las inmediaciones del Cebimar.

A su vez, un científico de la Università di Sassari, en Italia, descubrió también 9 especies del filo Platyhelminthes durante el evento. Y un grupo de investigadores de la Hasselt University –en colaboración con colegas de la Ghent University, ambas de Bélgica– encontró las dos primeras especies de animales del género Carcharodorhynchus del filo Rhadbocoela en Brasil.

“Estos descubrimientos actuales obedecen que existen pocos científicos que estudien la meiofauna y a que los lugares donde esos animales fueron hallados no habían sido demasiado explorados hasta ahora”, sostuvo Fernandes Camargo Fonseca.

Más investigaciones

Los editores de la publicación destacan que las 15 especies descubiertas durante el evento muestran el potencial de la costa brasileña para revelar nuevas especies y poner a prueba hipótesis a gran escala en lo que atañe a procesos ecológicos relacionados con la meiofauna, en razón de constituir un litoral extenso y sumamente heterogéneo, moldeado por manglares, restingas, playas arenosas, bahías, estuarios, costas rocosas, arrecifes coralinos, islas y una extensa plataforma continental.

Pese a que la diversidad de especies de la meiofauna costera brasileña ha sido estudiada desde el comienzo del siglo pasado, solamente durante la última década los científicos brasileños del área han publicado trabajos en revistas científicas en forma más consistente, según ponderan.

“Las publicaciones de investigaciones brasileñas referente a la meiofauna son aún modestas: totalizan 14 artículos por año en revistas indexadas, pero la cantidad de citaciones se duplica cada cuatro años”, señalan.

“Los científicos brasileños del área aún se encuentran en los estadios iniciales de este esfuerzo [de aumento del impacto internacional de sus investigaciones] y se beneficiarán significativamente con las colaboraciones internacionales, habida cuenta del déficit mundial de conocimiento referente a la meiofauna”, evalúan.

Si bien pertenecen a un grupo diverso y abundante, estos organismos microscópicos encargados de descomponer la materia orgánica han sido pocos explorados en el mundo, especialmente en lo que respecta a sus adaptaciones morfológicas y a la distribución de las especies, señalan.

“Algunas de las principales razones para ello radican en la falta de taxónomos especializados en los distintos grupos y las dificultades metodológicas existentes para identificarlos”, afirmó Fernandes Camargo Fonseca.

El número especial de la revista Marine Biodiversity sobre la meiofauna brasileña puede leerse en la siguiente dirección: link.springer.com/journal/12526/44/3/page/1

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares