Aíslan el virus del Nilo Occidental por primera vez en Brasil | AGÊNCIA FAPESP

Aíslan el virus del Nilo Occidental por primera vez en Brasil Científicos aislaron el microorganismo en equinos que murieron de encefalitis en el estado de Espírito Santo. Este trabajo se dio a conocer durante la reunión anual de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (foto: larvas de mosquitos Culex/ James Gathany-CDC)

Aíslan el virus del Nilo Occidental por primera vez en Brasil

23 de agosto de 2018

Por Elton Alisson, desde Maceió (Alagoas)  |  Agência FAPESP – El virus del Nilo Occidental está en Brasil. Científicos del Instituto Evandro Chagas (IEC), en Belém, anunciaron que concretaron el primer aislamiento en equinos provenientes de una propiedad rural del estado de Espírito Santo que murieron a causa de encefalitis –una inflamación del cerebro y de las meninges– causada por el microorganismo.

La descripción de este trabajo salió publicada durante el mes de julio en el sistema fast track –de publicación acelerada de artículos– de la revista Memórias do Instituto Oswaldo Cruz. Uno de sus autores, Pedro Fernando da Costa Vasconcelos, investigador del IEC, se refirió al mismo el pasado 23 de julio, durante una conferencia sobre las arbovirosis en Brasil, en el marco de la 70ª Reunión Anual de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC), que tuvo lugar en el campus de la Universidad Federal de Alagoas (Ufal), en el nordeste del país.

El virus del Nilo Occidental es de la misma familia que el virus del Zika, que es también originario de África y que es transmitido por mosquitos. Ingresó en América a través de Estados Unidos al final de la década de 1990; se dispersó rápidamente por aquel país y migró hacia América Central y hacia América del Sur.

“Desde que surgieron los primeros casos de infección por el virus del Nilo Occidental en Estados Unidos empezamos a realizar un monitoreo de las aves silvestres –que son los principales huéspedes de este virus– con el objetivo de intentar aislarlo en Brasil; pero hasta ahora sólo teníamos algunas evidencias serológicas”, declaró Da Costa Vasconcelos a Agência FAPESP.

“Ahora finalmente hemos logrado aislarlo en equinos provenientes de una hacienda del estado de Espírito Santo, cuyos responsables notificaron la enfermedad y la muerte de los animales por encefalitis, y solicitaron que efectuásemos el diagnóstico”, dijo.

Los investigadores también secuenciaron el genoma completo del virus aislado. Y los análisis indicaron que el genotipo del virus detectado en los equinos es el mismo del virus del Nilo Occidental que ha venido siendo aislado en Estados Unidos, además de en Argentina y en Canadá, desde donde también llegan informes de infección por el virus. “Esto demuestra que el microorganismo se dispersó por toda América, probablemente a través de aves silvestres”, dijo Da Costa Vasconcelos.

De acuerdo con el investigador, el virus del Nilo occidental entró en el continente americano por el estado de Nueva York. El zoológico de la ciudad importó una serie de animales –fundamentalmente gansos y patos– infectados por el virus, provenientes de diversos países, de Israel, por ejemplo.

Mosquitos de la especie Culex pipiens –“hermanos” de los Culex quinquefasciatus, que habitan en Brasil y transmiten la filariosis o elefantiasis– picaron a estos animales y propagaron el virus por Estados Unidos.

“El virus del Nilo Occidental se diseminó por Estados Unidos muy rápidamente. Ingresó en 1999 por la Costa Este de ese país, por Nueva York, y empezó a propagarse con velocidad. En 2002, prácticamente en toda la parte continental de Estados Unidos se registraba la presencia del virus”, dijo Da Costa Vasconcelos.

Después de Estados Unidos, empezaron a surgir registros de casos de infección por el virus en Argentina, México, Venezuela y Brasil, país este último en donde científicos del IEC informaron acerca del primer caso de infección en humanos en un paciente del estado de Piauí en 2015.

“En América del Norte también existen registros de la transmisión del virus del Nilo Occidental en trasplantes de órganos: de córneas, de riñones y de corazón”, dijo Da Costa Vasconcelos.

La mayoría de los casos de infección de humanos por el virus son asintomáticos o manifiestan pocos síntomas, tales como fiebre, dolor de cabeza, cansancio, dolores musculares, náuseas, pérdida del apetito y exantema. Pero en el 1% de los casos el virus afecta al sistema nervioso central y causa una enfermedad neurológica que provoca la inflamación del cerebro y de las meninges y desencadena la muerte del paciente.

“No esperamos que aparezcan muchos casos de infecciones graves por el virus del Nilo Occidental en Brasil tal como sucedió en Estados Unidos, pues allá no hay dengue, no hay vacunación contra la fiebre amarilla y no existen otros flavivirus que circulan abundantemente en Brasil, tales como el del Zika, el del chikungunya, el del dengue y el de la fiebre amarilla”, dijo Da Costa Vasconcelos.

Toda vez que la población brasileña posee una alta inmunidad para flavivirus y se sabe que existe una reactividad cruzada entre éstos, se estima que la incidencia de casos de infecciones graves ocasionadas por el virus del Nilo Occidental en Brasil será mucho menor que en Estados Unidos, estima el investigador.

“Pueden ocurrir en Brasil pequeños brotes localizados fundamentalmente en áreas donde aún no se detectaron o aparecieron con menor frecuencia otras arbovirosis, como en el caso de la zona sur del país", dijo.

Pero el virus del Nilo Occidental puede constituir una grave amenaza contra la salud animal en Brasil, especialmente en lo referente a equinos y aves, ponderó el investigador. En Estados Unidos, por ejemplo, se registró una gran mortandad de cuervos a medida que el virus fue estabilizándose.

“En Brasil podremos asistir a una significativa mortandad también de aves y de animales de producción como en el caso de los equinos, más allá de que ya existe una vacuna para combatir la infección causada por el virus del Nilo Occidental en animales”, dijo Da Costa Vasconcelos.

Puede leerse el artículo intitulado First isolation of West Nile virus in Brazil, de Lívia Caricio Martins, Fernando da Costa Vasconcelos y otros, en la revista Memórias do Instituto Oswaldo Cruz, en el siguiente enlace: memorias.ioc.fiocruz.br/article/6488/0332-first-isolation-of-west-nile-virus-in-brazil.

 

Vea más fotos

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares