Empresas del sector petrolero invierten en investigación y desarrollo | AGÊNCIA FAPESP

Un workshop muestra las demandas tecnológicas, las soluciones y las necesidades de asociación entre industrias, universidades y startups (foto: Equinor)

Empresas del sector petrolero invierten en investigación y desarrollo

10 de enero de 2019

Por Marcos de Oliveira  |  Agência FAPESP – Un workshop realizado el pasado 31 de octubre de 2018 en la sede de la FAPESP, en São Paulo, merced a una propuesta de la Agencia Nacional de Petróleo (ANP) de Brasil, hizo posible el intercambio de experiencias, la exposición de demandas tecnológicas y la presentación de soluciones en las áreas de investigación y desarrollo (I&D) de las empresas que se dedican a la exploración y a la producción de petróleo y gas en la zona oceánica de la capa presal, en las cuencas de Santos y Campos.

Aparte de Petrobras, se encontraban presentes representantes de Equinor (antes Statoil), Petrogal, Repsol, Shell y Total. Sin incluir a la estatal brasileña Petrobras, que desarrolla investigaciones desde 1966 en el país, las otras empresas –que pasaron a ser también operadoras o cooperadoras de pozos con o sin la participación de Petrobras a partir de 2016– están incluidas en la obligación contractual de invertir en I&D el 1% de la recaudación bruta de la producción en campos petrolíferos con gran volumen de producción o de mayor rentabilidad, de acuerdo con la ANP. Todas son extranjeras y realizan investigaciones en sus países de origen, pero aparte de ese prerrequisito contractual, deben adaptarse a las condiciones de explotación locales. 

Gran parte de esos valores relativos al 1% obligatorio debe invertirse en asociaciones con universidades e institutos de investigación brasileños, en proyectos destinados a la detección de problemas y a la obtención de soluciones tecnológicas que faciliten el trabajo de exploración, extracción y transporte de petróleo y gas. Otro objetivo consiste en la disminución de los costos de esas actividades que tienen lugar en lugares inhóspitos, tales como las plataformas instaladas a más de 250 kilómetros de la costa, en perforaciones realizadas en lámina de agua de más de 2.000 metros (la distancia existente entre la superficie y el suelo marino) y en pozos de hasta 3.000 metros de profundidad para llegar a la capa donde existe petróleo y gas, debajo de la capa de sal.

“La idea del workshop consistió en que vinieran las empresas que invierten obligatoriamente en I&D debido a las concesiones y que planteasen sus demandas, sus ideas y sus estrategias”, dijo Carlos Américo Pacheco, director presidente del Consejo Técnico Administrativo de la FAPESP.

Las empresas plantearon problemas tecnológicos y necesidades muy similares, tales como la dificultad de trabajar a alta presión y baja temperatura, una situación que requiere el desarrollo de nuevos materiales, por ejemplo. Otros puntos en común son la perspectiva de digitalización de todos los procesos de control de la producción y el monitoreo de la producción a distancia, para restringir al máximo la presencia de personal en las plataformas.

Las empresas se mostraron en buena medida favorables a relacionarse con grupos de investigación de las universidades y con startups. Compañías como Petrobras ya mantienen convenios con universidades e institutos de ciencia y tecnología de Brasil desde hace muchos años. Las extranjeras hacen lo propio también en el exterior y están empezando a generar esos vínculos en Brasil.

En tal sentido, la FAPESP presentó ante los representantes de esas compañías dos opciones de iniciativas generadas por la Fundación, o que cuentan con su participación. Son ellas los Centros de Investigación en Ingeniería (CPEs) y cuatro empresas que toman parte en el Programa Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE), financiadas por la FAPESP, y que poseen proyectos y soluciones para la industria del petróleo.

La presentación referente a los CPEs estuvo a cargo de Carlos Henrique de Brito Cruz, director científico de la FAPESP, quien citó el ejemplo de Shell, empresa que apoya junto a la FAPESP un CPE en la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo (USP): el Research Centre for Gas Innovation (RCGI). Dicho centro está asociado al Imperial College, del Reino Unido.

Otro CPE de la FAPESP junto a una compañía petrolífera asociada, en ese caso Equinor, es el Centro de Investigación en Ingeniería en Reservas y Gestión de la Producción de Petróleo. Con sede en la Universidad de Campinas (Unicamp), dicho centro realiza actualmente los últimos preparativos para empezar a ejecutar proyectos.

Startups innovadoras

La presentación de las empresas durante el workshop realizado en la FAPESP mostró también que todas ellas están abiertas a la concreción de colaboraciones tendientes al desarrollo de tecnologías en conjunto o incluso a la obtención de innovaciones destinadas al sector, consistentes en equipos, software y otros insumos que mejoren el desempeño de sus actividades en la capa petrolífera oceánica presal.

También se apuntó que la integración con startups constituye una oportunidad para hacer I&D de tecnologías creadas en las universidades y que deben adquirir el formato de productos para su aplicación en las empresas.

La ANP y la FAPESP invitaron a algunas empresas a exponer en el marco de cortas presentaciones los posibles aportes que pueden hacerle a la industria de exploración y producción de petróleo y gas. De las nueve empresas, cuatro poseen proyectos dentro del Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE): Altave y Clorovale, de São José dos Campos, Solpe, de Campinas, y Seip 7, de Sorocaba, todas localidades del interior de São Paulo.

Altave desarrolla globos que permanecen suspendidos a alturas situadas entre los 50 y los 200 metros, sujetos al suelo mediante cables. Los mismos cargan cámaras de monitoreo y aparatos de telecomunicaciones que suministran acceso a telefonía móvil e internet.

La producción diamantes sintéticos para recubrir piezas metálicas e instrumental es incumbencia de Clorovale, empresa que desarrolló un trépano para la prospección en pozos de petróleo con ese material. Son equipamientos que pueden ganar en durabilidad y son más resistentes a la corrosión y al desgaste por rozamiento.

Solpe desarrolla soluciones computacionales para la gestión de reservas de petróleo, con resultados orientados a la toma de decisiones. Los software efectúan simulaciones de reservorios, análisis geofísicos y evaluaciones de riesgos.

Seip 7, que también cuenta con el apoyo del PIPE-FAPESP, desarrolla sensores de detección pérdidas de petróleo y gas y sistemas de monitoreo ambiental.

Entre las otras empresas que participaron se encontraban Pix Force, de la localidad sureña de Porto Alegre (la capital del estado de Rio Grande do Sul), que realiza teledetección con drones y cruzamiento de datos con sensores vía satélite, y PHDSoft, que empezó en Río de Janeiro y actualmente tiene su sede en Houston, Estados Unidos, especializada en la producción de software de detección de fallas estructurales y el mantenimiento de plataformas de exploración y producción de petróleo.

Otra empresa que se presentó ante los representantes de I&D de las compañías petroleras fue Teia Lab, de Porto Alegre. Ésta trabaja con inteligencia artificial y desarrolla plataformas computacionales para el análisis de datos en tiempo real con el objetivo de detectar fallas en los sistemas de exploración de petróleo y gas en aguas profundas.

Las dos últimas firmas que se presentaron son del estado de São Paulo. CBP Perfuratrizes do Brasil, de la localidad de São Carlos, fabrica máquinas hidráulicas y sondas para diversos segmentos, incluido el producción de petróleo. Argonáutica, de la capital paulista, produce sistemas computacionales para el análisis de embarcaciones en puertos, la evaluación de cables y software personalizados para el área de petróleo y gas.

 

  Republicar
 

Republicar

Se permite la reproducción de este artículo en medios digitales de acuerdo con la licencia Creative Commons CC-BY-NC-ND. Para ello obligatorio el cumplimiento de la Política de Reproducción Digital de Contenidos de Agência FAPESP que se específica aquí. En síntesis: no deberá editarse el texto y deberá adjudicársele su autoría, como así también se deberá consignar la fuente (Agência FAPESP). La utilización del botón HTML permite contemplar estas normas. En caso de reproducción del texto solamente, consulte la Política de Reproducción Digital.


Los temas más populares