El estado de São Paulo podrá contar con dos nuevos distritos innovadores | AGÊNCIA FAPESP

El estado de São Paulo podrá contar con dos nuevos distritos innovadores Dos predios situados en las ciudades de São Paulo y de Campinas que suman más de dos millones de m² podrán transformarse en ambientes de innovación y creatividad. Los proyectos cuentan con el apoyo de la FAPESP (imágenes: Wikimedia y Pixabay)

El estado de São Paulo podrá contar con dos nuevos distritos innovadores

24 de enero de 2019

Por Elton Alisson  |  Agência FAPESP – El estado de São Paulo podrá sumar durante los próximos años dos distritos de innovación, tal el nombre que se les da a las áreas situadas en zonas ya consolidadas en las ciudades que reúnen a empresas, universidades, institutos de investigación, incubadoras y startups, y favorecen el surgimiento de ideas innovadoras y creativas, a ejemplo del Valle del Silicio, en Estados Unidos.

Uno de los distritos se emplazará en donde actualmente se encuentra instalada la Compañía de Establecimientos y Almacenes Generales de São Paulo (Ceagesp), en la zona oeste de la capital del estado, y el segundo en la hacienda Argentina, un predio 1.400.000 metros cuadrados (m²), situado en la ciudad de Campinas y adquirido por la Universidad de Campinas (Unicamp) en 2014.

Con el fin de hacer factibles estos planes, la FAPESP, en asociación con la Fundación Instituto de Investigaciones Económicas (Fipe, en portugués), está elaborando un proyecto cuyo objetivo consiste en establecer parámetros conceptuales y operativos para la instalación de esos ambientes de innovación y creatividad en São Paulo y en Campinas.

“La FAPESP está comprometida con estas iniciativas que congregarán en esas áreas a distintas esferas de los gobiernos, actores de la sociedad civil, grandes empresas y startups. También será necesario establecer una gobernanza compartida, a los efectos de asegurar el tiempo y la estabilidad necesarios para la maduración de tales proyectos”, dijo Eduardo Moacyr Krieger, vicepresidente de la FAPESP, durante la Conferencia Internacional de Distritos de Innovación, que tuvo lugar en noviembre pasado en la sede de la FAPESP.

La oportunidad de crear un distrito de innovación en donde actualmente se ubica Ceagesp surgió con la reciente decisión de la Gobernación del Estado de São Paulo de trasladar el mayor establecimiento comercial mayorista de alimentos de Brasil a otra área.

A partir de esta decisión, expresada mediante una manifestación de interés público, representantes de la Municipalidad de São Paulo empezaron a movilizarse a los efectos de poner en marcha un proyecto con el objetivo de estudiar nuevos escenarios de ocupación del terreno de Ceagesp, de 650 mil m². Y a tal efecto firmaron una asociación con la FAPESP.

En razón de la cercanía de Ceagesp –está ubicada al lado de la Universidad de São Paulo (USP), del Instituto de Investigaciones Tecnológicas (IPT, en portugués) y del Instituto Butantan–, una de las propuestas que surgió fue la de transformarla en un distrito de innovación.

“El proyecto cuenta con un eje jurídico importante, además de uno urbanístico y otro económico, que apunta a constituir las bases de financiación de las iniciativas de innovación que se pretenden realizar en ese predio”, dijo Andrea Calabi, coordinador del proyecto de implementación de ambientes de innovación y creatividad en el estado de São Paulo.

Recientemente, la Unicamp también decidió transformar la hacienda Argentina –situada en el polo II de la Compañía de Desarrollo del Polo de Alta Tecnología de Campinas (Ciatec)– en un hub internacional para el desarrollo sostenible.

La Municipalidad de Campinas coincidió en crear alrededor del predio un distrito de innovación. Este proyecto puede constituir la simiente para la creación de una smart city (una ciudad inteligente), dijo Marco Aurélio Pinheiro Lima, director ejecutivo de planificación integrada de la Unicamp.

“Se le presentó proyecto a la FAPESP, que acordó ayudar a hacerlo factible, toda vez que su implementación reviste grandes retos”, dijo Pinheiro Lima durante el evento.

Con el fin de desarrollar el modelado jurídico, institucional, financiero y urbanístico para viabilizar los proyectos de construcción de distritos de innovación en el predio de Ceagesp y en la hacienda Argentina, la FAPESP invitó a la Fipe a tomar parte en la iniciativa.

“Sabemos que estos dos emprendimientos son a largo plazo. El traslado de Ceagesp de por sí requerirá un largo tiempo de maduración del proyecto: debe pensárselo y planificárselo con mucha antelación”, dijo Carlos Américo Pacheco, director presidente del Consejo Técnico Administrativo (CTA) de la FAPESP durante el evento.

Concentrados de ciudades

De acuerdo con Danilo Camargo Igliori, docente de la Facultad de Economía, Administración y Contabilidad de la USP, existen más de 100 distritos de innovación mapeados en el mundo. Entre ellos se encuentran 22@ en Barcelona, España, Ruta N en Medellín, Colombia, el Distrito Tecnológico de Buenos Aires, en Argentina, MaRS, en Toronto, Canadá, y Porto Digital, también en Brasil, en la ciudad de Recife, capital del estado nordestino de Pernambuco.

Estos distritos de innovación tienen como característica en común que sólo se pudieron construir mediante el apoyo público y a través de colaboraciones con la iniciativa privada, según sostuvo el investigador.

“En algunos lugares en el mundo, existen algunos distritos de innovación que se formaron sin apoyo público. Pero eso es algo raro”, afirmó.

“Sabemos que para viabilizar esos ambientes de innovación se hace necesaria una articulación entre el sector público y el sector privado y las universidades e institutos de investigación”, añadió.

Otra semejanza entre esos distritos de innovación, según Camargo Igliori, reside en que son “concentrados de ciudades”, en el sentido de que potencian las interacciones formales e informales que ocurren en las ciudades, pero en un espacio menor.

“Las interacciones que ocurren en los distritos de innovación también se concretan en las ciudades cuando las mismas funcionan bien. La diferencia de un distrito de innovación reside en que éste permite multiplicar dichas interacciones”, afirmó.

Los resultados de las interacciones que ocurren en los distritos de innovación terminan sobrepasándolos y alteran el paisaje de las ciudades, tal como lo comprobaron los ejemplos internacionales.

Uno de los primeros distritos de innovación del mundo, junto al de Boston, es el 22@ de Barcelona, que entró en actividad en el año 2000, y permitió transformar la zona industrial de El Poblenou en un polo pujante de innovación y creatividad.

Esa zona, conocida como “la Mánchester catalana”, empezó a entrar en declinación a comienzos de la década de 1960. La reconfiguración empezó a planificarse a finales de la década de 1990, cuando Barcelona pasó por transformaciones urbanísticas en razón de las Olimpíadas, y entonces se empezó a pensar qué hacer con esa área industrial.

Una de las ideas era convertirla en nuevos barrios residenciales. Con todo, un grupo de intelectuales, economistas y urbanistas argumentó que no se debía perder el carácter económico y productivo de El Poblenou. La propuesta se granjeó el apoyo del alcalde de la ciudad a la época, que decidió sentar las bases para transformar el área de un polo de manufactura obsoleto en un polo de economía del conocimiento.

“22@ representa una estrategia urbanística, económica y social”, dijo David Martínez García, director del comité 22@ en el Ayuntamiento de Barcelona, durante el evento.

“La idea fue atraer hacia El Poblenou a empresas de base tecnológica, aparte de universidades, para ayudar a introducir nuevas actividades económicas en la zona, basadas fundamentalmente en la economía del conocimiento, que era algo inédito en la década de 1990”, afirmó.

Según Martínez García, de las 10.308 empresas de Barcelona, 4.342 están ubicadas en 22@. El distrito de innovación catalán es responsable de la generación del 51% de los puestos de trabajo y del 52% de la facturación de Barcelona.

Este proyecto pasa actualmente por un proceso de actualización y ha ingresado en una segunda etapa. Participan en esa nueva fase del proyecto todos los implicados: las empresas, las universidades, los inversores, los representantes gubernamentales y la comunidad de los alrededores. 

 

  Republicar
 

Republicar

Agência FAPESP licencia sus noticias y otros tipos de materiales vía Creative Commons CC-BY-NC-ND, para que se los pueda reproducir gratuitamente y de manera sencilla en otros medios de comunicación digitales o impresos. Debe adjudicarse la autoría (el nombre del reportero), como así también la fuente (Agência FAPESP). El uso del botón HTML permite contemplar estas normas, cuyos detalles pueden leerse en la Política de Reproducción Digital de Agência FAPESP.


Los temas más populares