Avanza la construcción del megatelescopio GMT en Chile | AGÊNCIA FAPESP

Avanza la construcción del megatelescopio GMT en Chile En visita a Brasil, Robert Shelton, presidente de la GMTO Corporation, destaca los avances en el desarrollo del telescopio que cuenta con el apoyo de la FAPESP. Ya está listo el primer espejo de 8 metros (foto: GMT)

Avanza la construcción del megatelescopio GMT en Chile

30 de agosto de 2018

Por Elton Alisson  |  Agência FAPESP – Al final del pasado mes de julio empezó la excavación en la cumbre de una montaña de 2.500 metros de altura conocida como cerro Las Campanas, en el desierto de Atacama, en Chile. El motivo de tal actividad es la preparación de ese terreno para recibir las fundaciones de hormigón que constituyen la base del Telescopio Gigante de Magallanes (GMT, por sus siglas en inglés).

Con el comienzo de las operaciones y la captación de su primera luz previstos para el año 2024, el GMT formará parte de una nueva generación de los llamados “telescopios extremadamente grandes”, construidos en Tierra y proyectados para suministrar una claridad y una sensibilidad sin precedentes en la observación de fenómenos astrofísicos tales como los orígenes de los elementos químicos y la formación de las primeras estrellas y las primeras galaxias.

Para erigir este telescopio, el consorcio internacional creado para administrar el desarrollo, la construcción y la operación del GMT ha tenido que afrontar una serie de retos tecnológicos y de financiación a los efectos de viabilizar el proyecto.

En visita a Brasil durante este mes para reunirse con la comunidad de científicos del estado de São Paulo que toman parte en el GMT con el apoyo de la FAPESP, el físico estadounidense Robert Shelton, presidente de la GMTO Corporation, dictó una conferencia el día 6 en el Instituto de Astronomía, Geofísica y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de São Paulo (IAG/ USP), durante la cual se refirió al actual estadio de los trabajos y a los percances afrontados durante la construcción del GMT.

“El GMT está pasando por un momento extraordinario. Finalmente, algunas cosas empezaron a materializarse y pueden constatarse manifestaciones visibles de proyectos increíbles relacionados con el telescopio”, declaró Shelton a Agência FAPESP.

Ya se encuentra listo también el primero de los siete espejos primarios del telescopio, que tienen 8 metros de diámetro cada uno y que se integrarán para conformar un solo telescopio de 25,4 metros de diámetro. La finalización del segundo espejo se concretará en poco tiempo más, y el pulimiento del mismo se ha concretado en forma más rápida que con el primero.

El tercero y el cuarto espejos, que se integrarán a los otros en la operación del telescopio, se fundirán en breve también. Y el vidrio para la fundición del quinto, el sexto y el sétimo espejo ya se encuentra disponible.

“[La disponibilidad de vidrio para fundir los espejos] es importante porque existe un solo fabricante de este material en el mundo, en Japón. Compramos 20 toneladas de ese vidrio y utilizaremos alrededor de 18 toneladas para producir los siete espejos. El hecho de contar con ese material disminuye cualquier riesgo que pudiera haber a la hora de culminar la construcción de los espejos”, explicó Shelton.

El sitio en donde se instalará el GMT ya se encuentra nivelado y se han construido las carreteras de acceso, alojamientos y centrales de suministro de energía eléctrica y de agua; y está asegurado el acceso a internet.

En estos momentos el consorcio está terminando el estudio del diseño del telescopio, que tendrá 61 metros de largo (equivalente a un edificio de 22 pisos) y pesará 1.100 toneladas.

La segunda etapa del proceso de proyecto y construcción del telescopio se pondrá en marcha ahora en 2018 y contempla la finalización del diseño, la fabricación, las pruebas y la instalación del instrumento en el observatorio de Las Campanas.

“Existen diverso factores que complican el montaje del telescopio, y uno de ellos es la actividad sísmica en Chile. Por fortuna –o por desdicha– California [en donde se encuentra la sede administrativa del GMT, en Pasadena] también está en una zona con actividad sísmica y pudimos aprovechar algunas tecnologías que ya se emplearon en el GMT allá”, dijo Shelton.

La solución que empleará la empresa encargada del diseño del GMT para aislar el telescopio del piso, de manera tal de impedir que se vea afectado por un eventual terremoto, consistirá en instalar rodamientos de aislamiento sísmico en la pared de hormigón de la base del telescopio, por debajo del nivel del suelo. Dichos rodamientos harán posible que la base del telescopio se mueva durante un eventual terremoto de gran magnitud.

“Los rodamientos de aislamiento sísmico que se instalarán en la base del GMT serán similares a los que se instalaron en la fundación del Pasadena City Hall para proteger dicha construcción contra terremotos”, dijo Shelton.

Otro reto de la construcción del telescopio consistirá en la integración los siete espejos primarios, entre los cuales habrá espacios. Será necesario asegurarse de que esos espejos se integren de manera tal de que las lagunas existentes entre ellos sean uniformes.

“Estamos haciendo grandes progresos en la construcción del GMT, pero aún existen grandes desafíos por delante. Uno de ellos consiste en obtener la financiación suficiente para el proyecto”, dijo Shelton.

La asociación con el TMT

Con un costo estimado en 1.000 millones de dólares, el GMT ha reunido hasta ahora 520 millones. Con el fin de obtener financiamiento de la National Science Foundation (NSF) –una de las principales agencias de fomento de la investigación científica de Estados Unidos–, el GMT decidió unirse en mayo de este año a un proyecto rival: el Thirty Meter Telescope (TMT), cuya construcción está prevista en Mauna Kea, en Hawái.

Esta asociación, aprobada por los consejos del GMT y del TMT, prevé que al menos el 25% del tiempo de observación en cada observatorio internacional quedará disponible para la comunidad de astrofísicos de Estados Unidos. En los planos anteriores, el tiempo de observación se encontraba disponible únicamente para los científicos de las naciones o de las instituciones que habían aportado a la financiación.

Uno de los argumentos del GMT y del TMT para abogar por la construcción simultánea de ambos megatelescopios consiste en que los mismos poseen fuerzas complementarias, y el hecho de contar con un telescopio en el hemisferio Norte y otro en el hemisferio Sur permitirá cubrir todo el cielo, con un alcance científico mayor.

“El GMT y el TMT han progresado por separado, pero ambos constituyen grandes proyectos que contemplan y beneficiarán a la comunidad de la astronomía”, sostuvo Shelton.

La FAPESP invertirá 40 millones de dólares en el GMT, un monto equivalente a alrededor del 4% de su costo total estimado. Esta inversión les asegurará el 4% del tiempo de operación del telescopio a los estudios a cargo de científicos del estado de São Paulo.

Más información en: www.gmto.org.

  Republicar
 

Republicar

Se permite la reproducción de este artículo en medios digitales de acuerdo con la licencia Creative Commons CC-BY-NC-ND. Para ello obligatorio el cumplimiento de la Política de Reproducción Digital de Contenidos de Agência FAPESP que se específica aquí. En síntesis: no deberá editarse el texto y deberá adjudicársele su autoría, como así también se deberá consignar la fuente (Agência FAPESP). La utilización del botón HTML permite contemplar estas normas. En caso de reproducción del texto solamente, consulte la Política de Reproducción Digital.


Los temas más populares